Diamantes en Bruto, crítica: jugando hasta el final

Adam Sandler y los Hermanos Safdie hacen un duro y asfixiante retrato de las apuestas