Anuncios

Dodecahedron — Kwintessens

Muerte y destrucción made in Holanda


El black metal holandés sigue siendo un melón aún por abrir. Posiblemente bandas como Dodecahedron ayuden a que demos ese paso para descubrir todo el talento encerrado en ese país. Cuatro años después de debutar, el quinteto nos ofrece un enorme monumento a la angustia existencial y la opresión sonora con su nuevo álbum.

Con Kwintessens (Underground Activists, 2017) nos topamos con una banda que se mira sin pudor en los referentes actuales del black metal más técnico y disonante -hola, Deathspell Omega– y los maneja con soltura. En cuarenta minutos ofrecen un esfuerzo mortalmente intenso, que ofrece pocas concesiones al oyente, pero que se aleja del conformismo y avanza con valentía.

Normalmente en álbumes tan agónicos y devastadores suelo aclarar que es difícil que este sea plato del gusto de todos. En el caso de Dodecahedron requiere una mentalidad bastante predispuesta porque, a pesar de que la calidad de Kwintessens es indudablemente notable, van a haber pocos escenarios en los que te vaya a apetecer escuchar mucho este disco (a menos que este sea tú menú 24/7). Si logras pasar esa puerta, encontrarás un trabajo interesante.

7,73/10

Anuncios