Youth Novel – Youth Novel

Primer largo de este conjunto de screamo y emoviolence de Míchigan que también recoge toques de metal extremo de una forma que resulta particularmente fresca, incluso aunque el resultado general resulte familiar. Pero lo más encomiable de este disco es lo arrollador que suena, cómo tocan cada segundo como si fuera a ser el último y cómo hacen para que cada canción valga, incluso aunque las haya mejores que otra. Muy muy recomendable.

Porcupine – The Sibyl

Ya sólo un tema como ‘Pederasty‘ los propulsa a esta lista, porque es una cafrada guay donde le dan a todo, desde el punk más zapatillero, el powerviolence más intenso y hasta ligeros toques de mugre. Todo el trabajo es un disfrute de 14 minutos que nunca vienen mal.

Five the Hierophant – Through Aureate Void

Lo de los ingleses Five the Hierophant es de esas cosas tan indefinibles que nos tuvimos que inventar el cajón desastre del metal avant-garde para meterlos en algún lado. Y en cierto modo esa etiqueta puede hacer pensar que sus juegos con el jazz en sus estructuras doom, que su densidad drone o que el fuerte aroma psicodélico que desprende sea algo ya familiar, que encaja con una banda de este estilo. Pero no, hay muchos recovecos en este disco, muchas ideas muy bien llevadas a cabo y una buena sensación de enormidad, de disco grande porque no se ve techo a sí mismo. Una barbaridad.

Tusmørke – Nordisk Krim

Con miembros de los también soberbios Wobbler, este conjunto noruego lleva batiéndose el cobre en la escena progresiva nórdica desde hace un tiempo y vuelven con otro disco lleno de clase, sinfonías folklóricas muy jugosas y jugetonas que hacen tremendamente entretenido incluso con su hora y veinte minutos de duración. Eso sí, alerta: flautitas. Si no tragas JethroTullismos y cosas del estilo, huye.

The Hyena Kill – A Disconnect

El segundo disco de esta banda británica les muestra en un terreno mucho más distinguible y personal, donde su afilado post-hardcore encuentra una interesante simbiosis con el metal más atmosférico y bonito. Ecos a Deftones, pero también un interesante colmillo y progresiones de vértigo. Y buenos golpes repartidos a lo largo de un disco notable.

White Void – Anti

Probablemente hay pocos discos tan transparentes en sus intenciones como este debut de White Void. Piensas que teniendo a gente de Solefald, Borknagar, In Vain o a uno que hace electrónica chiptune, puede haber un giro detrás. Pero no, Anti ofrece un rock progresivo medianamente mainstream, de libro, escandinavo y que recorre los lugares esperables. Pero los recorre bastante bien, y quizá esa sea la mayor sorpresa, que algo tan aparentemente poco especial termine teniendo encanto.

Y ahora menciones especiales.

Premio Eyehategod al disco que más suena a Eyehategod del año: A History of Nomadic Behavior

Suena redundante, pero los metaleros sureños llevan toda una carrera desplegando un sludge muy distinguible y característico, de ese que es puro estilo y otros han copiado como fórmula. Quizá por eso siguen mostrando cierta frescura en ese ámbito, porque nunca se han guiado por rígidos esquemas y todas sus influencias han ido latiendo naturalmente en sus canciones. A History of Nomadic Behavior es más de lo mismo, pero sigue siendo un buen puñetazo a la boca del estómago que no se siente rancio o agotado.

Premio Jim Carrey al disco de hardcore/metal guarro más divertido: Pupil Slice – Mirrors

No hay derecho a que un disco de mathcore tan palero sea tan entretenido, pero los británicos dan muy bien con la tecla que tienen que apretar. Disco que va asacoputo, impecable en lo técnico y con no pocos puñetazos destacables. Perfecto si echas de menos los The Dillinger Escape Plan más ásperos.

Premio Desafío Total al disco metal extremo más abrasivo: Autarkh – Form in Motion

Con gente como Dodecahedron, uno de los grupos de metal extremo disonante más ásperos del panorama, normal que este proyecto, a ratos una desviación industrial pero muy extrema, termine siendo también algo que acaricia con la delicadeza del papel de lija. Pero más allá de la coña, el disco de los holandeses Autarkh rompe de forma interesante con varias concepciones previas que se puedan tener de ellos, en un disco con varios golpes buenos y ruidismos interesantes.

Premio Scanners a la mayor voladura de cabeza: Mare Cognitum – Solar Paroxysm

Tras el exitoso disco colaborativo junto a Spectral Lore que fue, con todo derecho, considerado uno de los mejores discos del pasado año, Jacob Buczarski retoma sus exploraciones sobre el black metal y el cosmos bajo su alias de Mare Cognitum. Y en efecto, black metal cósmico se aplica bastante bien a Solar Paroxysm, porque el disco parece de otra galaxia, con un arrollador empuje en su forma de tocar, sus trabajadísimas construcciones sonoras y esa sensación de disco gigante que te va a ir ofreciendo cosas diferentes en cada escucha. Entre melodías agresivas en modo turbina y composiciones mastodónticas, crea uno de los discos más estelares de este último mes.

El disco del mes: Senyawa – Alkisah

Banda indonesia que practica folk avant-garde de marcada influencia tradicional del sudeste de Asia, cruzado con experimentaciones noise, drone y metal y tocado con instrumentos inventados. Todos los ingredientes para que estén en nuestro radar e incluso arriba en nuestra lista de lo mejor del año (por eso lo pusimos directo al Excel). Pero más allá de las coordenadas exóticas, el nuevo disco de Senyawa es un trabajo portentoso.

El dúo coge todos esos sonidos y los controlan con una perfección asombrosa, y con ella tejen canciones tan abrumadoras como llenas de brío y que te abordan con fuerza. No hay una canción que no te asomes al reproductor para ver cuál es, no hay momento desperdiciado. Hay algo absolutamente único en todo lo que ofrecen, y al mismo tiempo su funcionamiento tan eficaz parece familiar, como si después de haber perfeccionado el sonido lo deforman para ofrecer la experiencia sideral más alucinante y bruta posible. Perfecto para dejarte embrujar y también para engorilarte. Decenas de sellos independientes han sumado esfuerzos para que esta barbaridad pudiera existir, así que no desaproveches la oportunidad de escuchar el disco más único que vas a escuchar este año.

Artículo anteriorCómo Zack Snyder planeaba introducir a Linterna Verde en el Universo DC en ‘La Liga de la Justicia’
Artículo siguiente‘Shelter Song’: Iceage continúan su evolución… ¿pasándose al britpop?
Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments