Metallica – …And Justice For All (1988), crítica: la producción más polémica de su carrera en el final de una etapa

Metallica And Justice For All...

Cuando decidimos llevar a cabo este especial sobre la discografía de Metallica, tanto mi compañero Gallego como yo teníamos claro un disco del que nos queríamos ocupar por ser el más querido. En su caso, como ya nos dijo hace unos días, se trataba del Master of Puppets. En el mío, sin lugar a dudas, se trata del …And Justice For All. Obviamente el tercer trabajo de la banda me parece una obra maestra, pero por alguna razón me sigue gustando un poco más su cuarto álbum.

Un disco que nace tras un cambio importantísimo en el seno de la banda. Estamos hablando, obviamente, de la muerte de Cliff Burton (1962–1986) y de la entrada del que se ocuparía de tocar el bajo en Metallica durante un buen puñado de años (hasta el 2001), Jason Newsted. Como apunte cabe decir que Newsted, bajista por aquel entonces de los arizonienses Flotsam & Jetsam, fue uno de los 40 músicos que formaron parte del proceso de selección, por llamarlo de alguna manera, organizado por Metallica tras la defunción de Burton.

…And Justice for All fue publicado el 6 de Septiembre de 1988 a través del sello Elektra, como ya lo hicieran sus dos anteriores discos (Ride The Lightning fue publicado inicialmente por Megaforce, sello que también se ocupó de su primer album, pero fue reeditado por Elektra pocos meses después).

¿Quién produjo qué?

La importancia de Cliff Burton dentro de Metallica fue tal que su ausencia llegó a influir en la propia producción del disco. De todos es sabido que …And Justice for All no es un álbum que destaque precisamente por su excelente calidad a nivel de producción, sobre todo si lo comparamos con su anterior trabajo. Algo aparentemente ilógico, dado que lo normal al atacar un siguiente disco es mejorar lo realizado con anterioridad, pero tiene una explicación: la muerte de Burton y la consiguiente entrada de Newsted en la banda, sumado a la ausencia de este durante la fase de mezcla del disco, propiciaron una casi nula presencia del bajo en los temas y, en general, una producción descompensada.

Hay quien echa la culpa al productor Flemming Rasmussen, pero él se ha defendido en múltiples ocasiones diciendo que su intención no era que el disco sonase tan seco, tan comprimido. Rassmussen insiste en que el problema fue que él nunca tuvo acceso al proceso de mezcla del disco, por lo que fueron Steve Thompson y Michael Barbiero los responsables de ese aspecto sonoro de disco con el sonido comprimido. Ya no sólo es que el bajo sea prácticamente inaudible, sino que la batería suena rara, como si los golpes no rebotasen.

Por supuesto, los mezcladores se han defendido también en numerosas ocasiones y han señalado directamente a Lars Ulrich como responsable de las ideas creativas de una producción que escondió por completo muchas de las ideas apabullantes del disco.

Densidad y seriedad

También contribuye que …And Justice For All sea, en sí, un disco denso. No sólo a nivel musical, donde nos encontramos con temas muy largos llenos de riffs aplastantes y solos estratosféricos, sino que el propio concepto del disco (su portada no deja lugar a dudas) se centra en un tema tan serio como es la justicia. O, más concretamente, la falta de ésta, las carencias de un sistema en el que predominan los valores equivocados.

En la portada, otra impresionante muestra visual de Metallica, podemos ver a Iustitia, la diosa romana de la justicia, rota, atada, con dólares cayendo de su balanza. En la letra del tema que le da nombre al disco, por si quedaba alguna duda, se vuelve a incidir en el concepto: no se busca la verdad, ganar lo es todo. El dinero que corrompe a la justicia. ‘Eye of the Beholder’, que habla sobre la falta de libertad de expresión, o ‘Harvester of Sorrow’ vuelven a ser claros ejemplos de la seriedad y del carácter social de las letras en este álbum.

Los horrores de la guerra

Si ya en discos anteriores, Metallica se habían lanzado a adaptar novelas a sus canciones, en …And Justice For All lo vuelven a hacer en uno de los temas claves del álbum, ‘One’. Aquí la letra está basada en la novela de Dalton Trumbo ‘Johnny cogió su fusil’, que nos relata la historia de Joe Bonham, un soldado de la Primera Guerra Mundial. Tras despertar en un hospital descubre que ha perdido toda movilidad, conservando, eso sí, sus capacidades mentales. Siendo consciente de las implicaciones de este hecho y al resultarle imposible acabar con su vida, intenta comunicarse con el personal médico a través de código Morse moviendo su cabeza. Su deseo es que lo metan en un cubo de cristal y lo lleven por todo el país para mostrar a la gente los horrores de la guerra.

Además de dejar patente, una vez más, el gusto de Metallica por la literatura (y romper ya de pasos con algunos tópicos asociados al heavy en toda su extensión), con ‘One’ llega el primer videoclip oficial de la banda, en el que se mezclan imágenes suyas con imágenes de la adaptación cinematográfica que el mismo Dalton Trumbo dirigió basándose en su propia novela.

Musicalmente el tema sigue una estructura de menos a más, dando comienzo con una solitaria guitarra y finalizando con una parte acelerada para la que ya nos preparan a mitad de la canción. Fue top 40 en la lista de canciones: cuanto más lo pienso, más extraño me resulta.

… And Justice For All reincide en las aspiraciones de Metallica por ser una banda más densa, con canciones más complicadas. Que sea el último coletazo Thrash se ve, y mucho, en el inicio, ese ‘Blackened’ que es uno de los mejores cortes del disco y que, además de rápido, es largo. Marca la tónica: de las nueve canciones de …And Justice For All, sólo dos bajan de los 6 minutos, la ya mencionada ‘Harvester of Sorrow’ y ‘Dyers Eve’, el corte que completa el círculo finalizando de forma muy bruta y rápida este pedazo de álbum.

¿Pudo haber sido diferente, más apabullante, con una producción menos rácana? No lo sabremos. And Justice For All… marca también el final de una etapa porque, tocando las canciones en directo, el grupo vio que había llegado ya al final del camino: las canciones, larguísimas, no acababan de convencerles en directo:

“Un día tocamos ‘And Justice’ y, cuando salimos del escenario, uno de nosotros dijo: “no volvemos a tocar esta jodida canción nunca más””. – Kirk Hammet

Aclamado por la crítica, premiado en los Grammy (por primera vez), se convirtió en el disco más vendido del grupo en el momento de su lanzamiento y aún sigue siendo un top en ventas. Pero Metallica, cerrado …And Justice For All, empezaban un camino completamente nuevo.

Discografía de Metallica