Anuncios

Foxygen – Seeing Other People

¿Se nos rompió el amor de tanto usarlo? Con Foxygen nunca está claro qué esperar, siempre cambian el ritmo cuando estás a mitad del paso. No podemos decir que haya ido mal. Cuatro discos, cada uno diferente del resto, y sólo uno de ellos se puede considerar un traspiés. Y precisamente ese traspiés fue su disco más acomodado, su disco más de estar por casa, esperando convencer a los indecisos con la misma dialéctica que la campaña del «Vota, por favor».

Desconcierta que, justo después de sus dos mejores discos -su álbum definitivo y su álbum más redondo- que son precisamente lo más locos y dónde más te toca a ti decidir si les compras la chaladura o no, llegue Seeing Other People. Cuando nos mostraron el primer single, nos ofrecieron un tema de Foxygen que estaba bien, pero bastante normal. Mi intuición era que iba a ser un primer tema de calentamiento, que luego el disco tendría mucho más que ofrecer.

Quizá lo más desilusionante de Seeing Other People sea eso, que no hay más. Unos Foxygen tirando más de glam y jugando con sonidos funkies y ochenteros, pero con la misma displicencia de sus momentos menos lucidos, aquellos en los que se veía que su excentricidad era más fachada que creatividad. Van tocando los diversos lugares comunes que cabría esperar a partir de aquel primer single, pero siempre de la forma más correcta, sin salirse demasiado del guión ni aportar un enfoque particular a lo que están tocando. El plan de sábado noche de pedirse pizza para cenar y quedarse dormido con la serie coñazo de Netflix que toque. No es que el plan no esté bien, es esto no es lo que me prometiste cuando me dijiste de venir a vivir contigo.

«I’m never gonna dance like James Brown / I’m never gonna be black / And I’m never gonna get you back, hey» canta Sam France en ‘Face the Facts‘. Lo curioso está precisamente en cómo el propio disco parece negar la realidad. Seeing Other People está pulido al extremo y libre de estridencias para, otra vez, tratar de recuperar a la gente que no compraba sus excentricidades (¿maravillas o majaderías?), pero el glam de sintes no parece tampoco la mejor jugada para convencer a un excéptico. Al menos el 21st Ambassadors pareció gustar a la gente a la que no le gusta Foxygen.

Quizá ahí resida el mayor problema para Seeing Other People. Un disco que se queda un poco en tierra de nadie, sin fuerza para traer de vuelta al redil a los descarriados y poco apasionado para el ya convencido. Aunque parezca duro con el disco, la verdad es que no está mal. No tiene canciones llamativas, pero ninguna es especialmente molesta y todas funcionan en su justa medida. En conclusión, es un disco que está «Ok», pero casi que preferiría que me hubiesen engañado de verdad y estuvieran follándose a otra.

Anuncios
Summary
Review Date
Reviewed Item
Foxygen - Seeing Other People
Author Rating
31star1star1stargraygray