La recepción tan espléndida que tuvo su debut era bastante impropia para un grupo tan árido y tan cafre como son Girl Band. No debería sorprender, viendo como funcionan sus cerebros, que su nuevo disco opte por ser su anti-todo: más difícil, más nihilista, más macarra, más berreable, menos singles y más chungo.

Por fortuna, los irlandeses tienen el talento suficiente para poder hacer un movimiento tan pasado de rosca y que salga satisfactorio para los que apreciamos su chaladura. Su bestialismo y su macarrería no suenan impostadas, todo lo contrario, y a partir de ahí nace su triunfo. Y también nace el descontento de tus vecinos, que probablemente piensen que estás haciendo obras o invocando algo.

Tiene todo el sentido del mundo, viendo la clase de grupo que son, que hayan optado por hacer un disco dispuesto a hacer purga y espantar a los que se subieron al hype de su anterior disco. Aquí no tienen nada que hacer. El resto, tenemos demenciales genialidades como ‘Couch Combover‘ o ‘Laggard‘, que son menos pepinazos inmediatos pero saben clavar la urgencia y el nervio visceral que nos enamoró de ellos.

Quizá lo mejor sea esa sensación de que sean capaces de detectar por donde toca hacer avanzar al post-punk (o al post-todo) al mismo tiempo dejar la impresión de que están a vuelta de todo. Vamos, que a favorcísimo de The Talkies, un paso… ¿adelante? Dejémoslo en que es un paso hacia alguna parte.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Fabrizio del Dongo
Fabrizio del Dongo
1 year ago

Lo oí mientras hacía un sudoku y acabé poniendo letras en las casillas.

probertoj
Reply to  Fabrizio del Dongo
1 year ago

jajajaja