Holiday Ghosts – North Air Street

Las antípodas, al igual que la felicidad, son un estado mental. Esto permite disfrutar de sus virtudes (la mala cerveza, mala pero fresca; las interminables horas de sol; el slackerismo vital) sin cargar con sus defectos (todos esos animales que quieren exterminarte; el conservadurismo; una naciones-presidio). Esta lógica se puede trasladar a la música: no importa cuántos miles de kilómetros disten de aquellos territorios, siempre se puede importar su sonido.

Suscríbete para obtener acceso

La mejor manera de leer este post es suscribiéndote a nuestra newsletter por sólo 2,5 euros al mes. Recibirás así en tu correo electrónico todos los contenidos premium de la web, con muchísimos repasos disco a disco y, cada semana, la tier list con los discos buenos, malos y MEH más recientes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.