James Dean Bradfield – Even in Exile

Sólo en tres ocasiones se ha decidido James Dean Bradfield fuera de Manic Street Preachers, y una de ellas es una banda sonora, algo que deja claro lo a gusto que siempre se ha sentido con el grupo como reflejo de su motor creativo. Así que Even in Exile es especial por haber sido firmado fuera del grupo… aunque refleje, casi por completo, lo mejor que Manic Street Preachers llevan teniendo desde el ya lejano y aún fantástico Everything Must Go.

Sé con los Manics siempre es complicado estar del todo conforme. Pero también pienso que, más allá de ese dueto casi imparable que es el ya citado Everything Must Go y This Is My Truth, Tell Me Yours, la era sin Richey Edwards ha sido muy provechosa. Sí, también sus discos menores.

Contaba Bradfield que la idea de enfocarse en la vida de Víctor Jara surgió de uno de los encuentros con el dramaturgo Patrick Jones, hermano de Nicky Wire y también letrista de este disco. La poderosa historia de Víctor Jara es una cámara de resonancia estupenda para la manera de componer de Bradfield: da igual si se afronta desde el lado de los himnos pop épicos (‘From the Hands of Violeta‘), ligeros (‘Without Knowing the End (Joan’s Song)‘) o desde los medios tiempos con sintetizador (‘There’ll be a War‘). No hay un solo martillo para todos los clavos que decide apuntalar James Dean Bradfield aquí, y eso redunda para bien en la impresión final del disco, incluso aunque no acierte en todo.

Los singles son una delicia, como también las guitarras que se retuercen (y la armónica) en ‘The Boy From The Plantation‘, o la siempre emocionante voz de James Dean Bradfield en ‘Recuerda‘ o en la versión de ‘La Partida‘. Hay mucho que recuerda, muy poderosamente, a los mejores momentos de la banda. También, sí, a los momentos en que MSP son normales, sin más, como aquí en ‘Thirty Thousand Milk Bottles

Otras canciones se asientan en territorios algo distintos: ‘Seeking the Room With the Three Windows‘ parece querer comenzar desde el lado más prog, para abrazar después sin miedo guitarrazos casi hair. Es un terreno instrumental que se hace algo pesado, como también ocurre con la fallida ‘Under the Mimosa Tree‘.

Al final, Even In Exile es toda una experiencia de glam rock enamorado de Víctor Jara: podría haber salido fatal y, sin embargo, le ha quedado muy notable y emotivo. A favor.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments