Jeff Rosenstock – NO DREAM

Jeff Rosenstock empezaba POST- con un vigoroso berrido. ‘USA’ era el tema que te podías poner como despertador, porque te puedes cagar en su madre cada mañana pero no puedes negar lo infalible que es. Por lo prolongado (siete minutos) y lo estridente, te va preparando para otro día. En NO DREAM empieza con un tema de 40 segundos a toda velocidad llamado ‘NO TIME’ (así, en mayúsculas). Ya vas tarde.

Jeff nos sorprendió alegremente cuando nos dijo que tenía disco nuevo, pero no esperábamos que fuera a ser tan metralleta. El músico nos lanza una tras otra, a un ritmo tan arrollador que casi cuesta seguirlo, en un disco definitivamente más punk, pero irremediablemente pop, tanto por lo pegadizo como por lo efímero. Si pestañeas, Jeff ya ha pasado a otra canción. El perfecto torbellino de Descendents, Beach Boys y skate punk noventero.

Eso, por supuesto, no hay que confundir con ligereza o intrascendencia. Rosenstock tiene aquí repartidas unas cuantas gemas más que en su anterior trabajo. No llegamos a las mareantes cifras de WORRY., pero es que eso es complicado de igualar. Aun así, se queda cerca, y queda un disco divertidísimo para la angustia emocional que Jeff tiene que liberar. Rosenstock sigue berreando contra una sociedad de capitalismo tardío, la amarga impotencia y las dudas personales.

Es fabuloso encontrarte a un artista tan inesperado como eficaz. Que te sorprende con un disco y, aunque tengas claro su estilo, lo puedas aun diferenciar del resto. WORRY., POST- y NO DREAM son todos (fabulosos) discos de Jeff, pero cada uno tiene sus propias inquietudes y su propio tono. Y, lo mejor, es que todos son montañas rusas de las que no te quieres bajar. Viva Jeff.

1 Comentario

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Carlos G.
Carlos G.
4 months ago

¿Crítica del Strange to Explain de Woods?