Jonathan Bree – After the Curtains Close

Después de cuatro discos parece que Jonathan Bree ha encontrado el punto exacto de cocción para su pop independiente. La mitad de The Brunettes ha lanzado durante este año su nuevo largo, Afther the Curtains Close (Lil’ Chief, 2020), un equilibrado trabajo entre suaves guitarras, pop de cámara y unos arreglos que sobresalen a lo grande. Adueñándose de todos los trucos ya utilizados con anterioridad, pero con una mayor inspiración, el artista neozelandés publica el que es hasta ahora su mejor trabajo. A mitad de camino entre el pop pastoral, la inocencia y algunos tramos de cierta intensidad, acaba diseñando un trabajo bastante completo y disfrutable, de los de darle la vuelta una vez tras otra. Una publicación más luminosa y con mejores detalles.

Precisamente dos años después de Sleepwalking, también en el mismo sello, creado por el propio Bree, ahora hay un salto de calidad tanto en la producción como en las propias canciones; son mejores. En ese sentido, el artista de Auckland no inventa nada nuevo y apela a los duetos chico-chica, irresistibles si la ejecución es buena, a una cuidada ornamentación con secciones de viento y cuerda y una primera mitad del álbum que es francamente buena. De hecho, el único problema del trabajo en su conjunto es que prácticamente toda la artillería está en esa primera parte. En la segunda hay también alguno de los temas interesantes, pero ese grueso está presente en las primeras cinco canciones. ‘Happy Daze‘ es el tema de arranque y una perfecta muestra de lo que es el disco, con esa querencia por las secciones de cuerda, bien presentes. Un ensamblaje de cámara que es el principal aliciente del disco, y que acompañará durante todo el trayecto, como se ve en los siguientes cortes, ‘Heavenly Vision‘, compaginando ya con los vocales femeninos y la radiable ‘Waiting on the Moment‘, un redondo tema de indie pop.

Aunque si hay uno de esos temas no solo redondos, sino que desarman, a pesar de ese pop virginal revestido de ingenuidad, es ‘Kiss My Lips‘, con Princess Chelsea, puede que según el gusto demasiado edulcorado, pero con buenos arreglos que arropan a la vocalista y con pasajes preciosos, saxo inclusive. Y del amago con el exceso de azúcar a uno de los temas del disco, con esos coros chico-chica, una distorsión ligera, piano, trompeta… ‘Until We’re Done‘ flota perfectamente entre tanta producción, que no satura y que además no tapa esa voz y eco de Bree, acompañado de forma fantástica con pequeños coros. No hay pues solo pop pastoral, cuerdas y vientos, también un gran sentido de la melodía para que la parte vocal tenga la suficiente personalidad como para no quedar en un segundo plano. Y en temas como este es francamente difícil por el peso en la post-producción con cada una de las pistas añadidas.

Ya en la segunda mitad del álbum, prácticamente al final del mismo es ‘No Reminders‘ el corte que puede sostener el cierre del disco, al tener una estructura muy similar a ‘Until We’re Done’: la profunda voz de Bree conjugada con coros femeninos, esta vez con unos arreglos menos protagonistas, aunque acompañando bien, con un tono a mitad de camino entre la oscuridad y la épica por los coros fantasmales en segunda línea. En cualquier caso, son varios los temas que no acaban de tener la misma inspiración que los highlights de la primera mitad. Hay más colaboraciones con otras cantantes, como Britta Phillips o Crystal Choi, pero el resultado no es tan efectivo porque no tienen esa sección elocuente o estribillo al que postrarse, aunque hay alguna pieza que aguanta bien.

En cualquier caso, se trata de un buen disco, lo mejor que ha hecho hasta ahora el neozelandés Jonathan Bree. A mitad de camino entre el indie pop y el pop de cámara por ese gusto por los clasicismos para arropar a su banda, sin duda es un muy decente trabajo para los acérrimos del género. Sin acercarse a la excelencia ni ser una pieza memorable, pero un notable álbum de clase media, algo normal viendo las latitudes de las que viene. Hay una mejor producción, instrumentación más rica y trabajada y en definitiva, mejores canciones.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments