El núcleo interno de Hipersónica ha tenido siempre palabras jocosas pero llenas de cariño para Kvelertak, ese grupo donde el cantante lleva(ba) una máscara de búho. Para nosotros, dadas sus coordenadas sonoras y geográficas, eran la definición del casi oxímoron «hardcore punk socialdemócrata». Han cambiado cosas desde entonces. Ya no está Erlend Hjelvik, el cantante de la máscara de búho, pero hay otras constantes.

Si alguno temía que cambiase demasiado el rumbo con la llegada de Ivar Nikolaisen al micrófono, puede estar tranquilo. Splid, el último trabajo de los noruegos, es Kvelertak hasta sus últimas consecuencias: hardcore punk, hard rock, y deslices hacia el metal extremo lo justo y necesario. Marca de la casa. Y eso puede estar bien hasta cierto punto, como la socialdemocracia, pero llega un punto donde se hace demasiada bola el cambiar para que nada cambie.

En general, Splid arrastra un problema que ya hacía a Nattesferd, su anterior trabajo, un disco algo desangelado. El grupo tiene cogida la medida a su estilo, pero lo tiene demasiado tamizado y librado de asperezas para tener la misma vigorizante energía de sus inicios. El sonido es enérgico, pero la composición se queda en la superficie y la sensación que queda es de tibieza. Tibieza socialdemócrata.

Por suerte, creo que se puede decir que Splid es un álbum más efectivo y sólido que su predecesor, un disco para el que mucha gente resultó una decepción. ¿Cuánto mejor? Lo justo, pero tampoco sera un álbum especialmente memorable, sobre todo porque pocas canciones realmente logran destacar. La neutralidad que han buscado los noruegos con intención de ser más accesibles ahora que ya son, hasta cierto punto, mainstream, es la misma que hace que sus discos acaben pasando sin pena ni gloria. Funcionan hasta cierto punto, pero no emocionan. Para un rato esta bien, pero no quita la sensación de que su hardcore punk ya está algo desgastado por el tiempo. Al final, «eres tibia como la socialdemocracia«.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments