Septiembre de 2018. Mac Miller vive el éxito tras publicar, un mes antes, Swimming, su quinto disco. Pero el rapero de Pittsburgh, desde hace mucho adicto y luchando contra ellas, sucumbe a las drogas y muere por una sobredosis accidental.

De las sesiones de Swimming quedan canciones que llegan a manos de Jon Brion para hacer este Circles. La idea final ha sido ser muy continuista: se mantiene el estado de ánimo al que llevaba Swimming, un disco de hip-hop suave y de relax. La imaginación está en bases como la de ‘Blue World’, que juega todo el rato a tender puentes entre el pasado (la canción de musicales en blanco y negro) y el futuro (con ritmos burbujeantes que te sacan una sonrisa).

No hay espacio para la oscuridad: Brion le da a todo un toque optimista, incluso cuando entra un piano que, de haber seguido a las letras, podría haber hecho de este disco un tratado sobre la bajona. Miller avanza todo el rato, por cada cortes, apesadumbrado y cerca de la derrota. Sin apenas tiempo para tonterías de las suyas (nada de sexo y drogas, al contrario que en otros de sus discos), hay introspección y melancolía, pérdida y desorientación:

And everybody means something
When they’re stuck on your mind
But every now and again, why can’t we just be fine?

Good News’ es la gran piedra de toque en lo lírico, todo está ahí y es normal que haya sido escogida como single, también porque es una de las mejores canciones. Podrías citar casi cualquier verso y siempre te encajaría en la reseña de un disco que captura y encapsula a la perfección:

There’s a whole lot more for me waitin’ on the other side
I’m always wonderin’ if it feel like summer

Sintetizadores chispeantes, arreglos de cuerdas minimalistas pero brillantes y una voz cansada pero no derrotada. Lo mejor de Circles es que no quiere ser un disco triste, algo a lo que podría haber optado: acaba dejando que la luz siempre entre. La versión de ‘Everybody’, de Arthur Lee, es un buen resumen.

Adiós, pues. Todo el mundo vivirá, todo el mundo morirá, todo el mundo tratará de pasar un buen rato.

⭐⭐⭐⭐