Mecánica Clásica – Colección Exigua vol.2

Como decíamos el otro día, 2021 ha empezado fuerte a nivel de producciones ambient —al igual que prácticamente todo 2020 con sus ingentes producciones—, y uno de los ejemplos es el notable álbum de Biosphere. Obviamente, no es el único que ha vuelto al ruedo en formato larga duración. El pasado mes de enero también publicaban un nuevo lanzamiento los valencianos Mecánica Clásica, uno de los proyectos electrónicos recientes más interesantes en el país. Después de un primer volumen, Colección Exigua, a mediados de enero veía la luz oficialmente Colección Exigua vol.2 (Faith Disciplines, 2021). Un trabajo parido tras seis sesiones de grabación en verano de 2020, que como el sello distintivo del dúo, orbitan en torno a distintas texturas que constantemente varían en las distintas capas de cada canción. Esa riqueza sonora en sus distintos trabajos es la que hace que las producciones de Mecánica Clásica sean buenas válvulas de escape en las que, paradógicamente, apetece quedarse un largo tiempo.

Una colección de seis temas elaboradas con grabaciones de campo del medio natural y con esos patrones secuenciales que ya son marca de la casa, con progresiones que al tiempo que se van desplegando cambian su tonalidad. A partir de ahí, el protocolo casi obligatorio de ir introduciendo más y más capas, como muestra el tema inicial, ‘In‘. Temas profundamente evocadores que luego se difuminan suavemente. Eso sí, después de esa intro más ortodoxa, van llegando cortes de distintas estructuras. Hay viajes de un corte más experimental, con clara vocación evocadora como ‘Girum‘, más al estilo de la Escuela de Berlín por ese largo desarrollo y los efectos prácticamente improvisados, sin seguir patrones concretos, como si fuesen un fiel reflejo de una naturaleza virgen, sin perturbar. Por tanto uno de los fuertes de este primer lanzamiento del curso es que dentro del corsé que pueden tener este tipo de producciones de ambient, electrónica progresiva y derivados, es su amplio abanico. El tercer tema, ‘Imus‘, rompe con la estética —relativamente, claro— de las dos piezas anteriores, para sumergirte en seis minutos oníricos. Electrónica para la contemplación pero alejada de coordenadas new age.

Cargados de unos buenos auriculares, la segunda mitad de la cinta tiene secciones francamente buenas, marcadas por su profundidad y sonidos graves. Destaca por ejemplo la sencillez y los pocos detalles de ‘Nocte‘ y ese majestuoso colchón, con pocas florituras, pero emocionante como el que más dentro de los seis temas. Sin necesidad de recargar todas las pistas de efectos. Un patrón similar al que sigue ‘Et Consumimur‘, con esa parte también de experimentación de la primera mitad. Por último, cierra este prometedor arranque del curso un precioso corte, ‘Igni‘, que culmina un proceso circular al volver en cierta forma el espíritu del tema inicial, con grabaciones de campo, esas variantes tonales y un final con una sección más eléctrica y agresiva. Otro notable y muy disfrutable disco —casete— de Mecánica Clásica. Imperdible para la parroquia ambiental y secuencial.

Apoya Hipersónica

Si te ha gustado este artículo y quieres ayudarnos a SOBREVIVIR, por muy sordos que seamos, puedes apoyarnos por muy poco.Si no te ha gustado, también puedes pagar, a nosotros nos viene guay.

2,49 €

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments