Ese giro de sintes que nadie esperaba, sin excesivas hombreras


Han dado notables vueltas en su carrera discográfica, desde un delicioso caramelo de pop de corte indie en su primer álbum como MGMT hasta su etapa más ácida y psicodélica en Congratulations (Columbia, 2010) y MGMT (Columbia, 2013). Sus cameos siempre han sido interesantes. Hasta su anterior álbum, en el que cortaron en seco para meterse en el lado más ácido de Flaming Lips, parecía que entre el indie pop y la psicodelia estaba su lugar. Parecía.

MGMT dando el cambiazo

A finales de 2017, Little Dark Age (Columbia, 2018) asomaba el lomo con un fabuloso primer adelanto, el que da nombre a su cuarto LP. Un corte oscuro de teclados ochenteros que nos dejó clavados en la silla. Nadie se esperaba un giro tan radical y tan redondo. De los viajes psicotrópicos de Syd Barrett y Wayne Coyne pasábamos al olor de la laca, las hombreras y el aspecto oscuro de una juventud gótica salida del mundillo de Stranger Things. En definitiva, un abandono parcial de la psicodelia en favor del synth pop. Sin duda un interesante giro que saca a relucir la creatividad de Andrew WanWyngarden y los suyos y su capacidad de amoldarse a diferentes discursos sonoros.

Un trabajo en el que han tenido la virtud de no hacer uno de esos discos de synth pop ochentero en el que todas las características que definen al género se extreman para comprobar cuán aprendida está la lección. MGMT discurren por él con una abrumadora normalidad sin caer, gracias al altísimo, en horterismo varios, y sin renunciar a la psicodelia, que esta vez queda como algunos ingredientes extra y no como el eje vertebrador de los diez temas. Asimismo, es un acierto hacer un álbum corto, dado que entran en un terreno hasta ahora inexplorado en su discografía. Mejor despacito y con buena letra para asegurar.

Mirar a los 80 sin olvidar la psicodelia del todo

En cualquier caso, el álbum se mantiene en general en una línea bastante regular, rompiendo el monotema con un par de hits y algún buen tema que ayudan a hacerlo resaltar dentro del buen nivel medio imperante. Hay un par de bajones, como el final demasiado relajado con ‘Hand It Over’, no sin antes un embriagador paseo lisérgico en el corte anterior. Durante el resto del tiempo, no es que el conjunto americano sacuda con grandes temas de baile a lo Pet Shop Boys. Ni siquiera inventan nada, como no lo han hecho en sus anteriores trabajos. Simplemente, que no es poco, dentro de los lugares comunes de los estilos que han tocado, y aquí pasa lo mismo, lo hacen francamente bien cuando están inspirados.

Ahí queda la esplendorosa ‘Little Dark Age’ con su gran estribillo y todos los adornos que jalonan la melodía del resto de la canción para dar de forma tan temprana uno de los indiscutibles temas del año. Junto a ella, la otra joya de la corona es ‘One Thing Left To Try’, ese tema exuberante ochentero tan bien traído, que además evoca cualquier película juvenil de la época. Un viaje directo no sólo a la música de aquellos tiempos; también a aquellos tiempos. Una hazaña harto difícil. En cualquier caso, una vez más se erigen como unos auténticos titanes de los estribillos, el tema que se lo lleva todo por delante.

A partir de ahí, el resto, canciones que no desentonan y que suman valor añadido a estas dos piezas, bien distribuidas; una en la primera y otra en la segunda mitad del disco en torno a las cuales giran el resto. Con medios tiempos bien armados, con ese toque de melancolía psicodélica de ‘TSLAMP’, como ocurre con ‘Days That Got Away’. En medio, algún tema que sabe a poco, con algún arreglo facilón como el caso de ‘James’. En cualquier caso, no desentona dentro de un buen álbum en el que MGMT demuestran su talento y capacidad para dar otro en su carrera y salir bien parados. Un notable disco de synth pop con olor lisérgico en alguna ocasión, pero tampoco un gran trabajo que sea imprescindible. Un buen ejercicio de rescate al género. Y sí, por aquí preferíamos a los anteriores MGMT, pero aquí rezuman versatilidad, originalidad y buena ejecución. No es poco en un género tan resobado.

7,3/10

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments