Anuncios

Pallbearer — Heartless

Nuevos métodos, emoción a raudales


Varios años después, me sigue sorprendiendo lo bien que han calado una banda como Pallbearer fuera de su círculo, llegando a conquistar a esos medios mainstream cuyo acercamiento al metal no suele profundizar demasiado y que tiende a fijarse especialmente en cierta clase de grupos. Sorprende porque, precisamente ellos, no son como esa cierta clase de grupos, su enfoque es más bien purista y de género.

Sea como fuere, el caso es que su triunfo iba a marcar irremediablemente su próximo movimiento, ya sea de una forma o de otra. Por citar otra banda que ha tenido un éxito abrumador entre la crítica, Deafheaven optaron por la dirección contraria de la que se esperaba de ellos. En vez de profundizar en sus matices más pop, se recrudecieron y tiraron más de extremos. En cierto modo, esperaba un movimiento parecido por parte de los de Arkansas. En su caso, optar por hacer un ejercicio aún más de género que en Foundations of Burden (Profound Lore, 2014).

Para nuestra sorpresa, no ha sido exactamente así por donde han ido los tiros en Heartless (Nuclear Blast, 2017), primer trabajo donde iban a estar realmente exigidos por la enorme cantidad de focos puestos en ellos y primera referencia en un sello de envergadura en el mundo Metal. El cuarteto mantiene la base y características Doom, pero esta vez las maneras y los puntos de interés en la composición han variado.

Probablemente motivados por el enorme estado de confianza en el que se encuentra su cantante Brett Campbell, este tercer álbum es donde más peso y protagonismo recae en las voces, más emotivas, épicas y resonantes que nunca (hay hasta quien diría que rozan el toque Heavy por instantes). Eso termina marcando el tono general de Heartless y hasta logra filtrarse hasta la instrumentación, menos contundente y más desgarrada emocionalmente, y ahí es donde llega a residir uno de los puntos de conflicto con este disco, algo más controvertido a nivel de público.

https://hipersonica.com/pallbearer-foundations-of-burden-488a016d734d

Este cambio en el enfoque empleado a la hora de componer, aparte de alejarlos ligeramente de los cánones del género (pero sin pasarse, el doom sigue teniendo un peso importante aquí), les lleva a entregar varios de los momentos más intensos y epatantes de su carrera. Yo personalmente no puedo evitar sentirme abrumado por algunos tramos de ‘I Saw the End’ o ‘Heartless’, o dejarme arrastrar por el intenso oleaje de ‘Cruel Road’.

Aun así, y por aquí se puede apreciar el punto de disconfort producido por algunos seguidores, reducir el foco en las guitarras y su ya creciente tendencia a evitar soltar sus propias riendas hace que se pierdan oportunidades de parir temazos redondos de principio a fin, dejando riffs de esos que nos vuelvan completamente locos y pongan la guinda en auténticos temazos.

Es difícil encontrar algún tema aquí con la contundencia y la brillantez de una ‘Worlds Apart’ o una ‘The Ghost I Used To Be’, quizá ‘Thorns’ sea la que más se acerca por su condición de single. Aun así, a nivel compositivo los temas siguen mostrando calidad, muestra inequívoca del talento de estos cuatro tíos. Aunque el impacto inmediato se haya reducido, el nivel de emoción sigue poniendo el vello de punta.

Si bien es cierto que este disco se sitúa un escalón por debajo del extraordinario Foundations of Burden, la valía de Heartless sigue siendo innegable. Si acaso, muestra un avance sólido para marcar aún más la identidad de Pallbearer, una banda que ha demostrado algo más que saber respetar las pautas y la esencia del doom metal: las han hecho totalmente suyas.

7,99/10

Anuncios