Consolidando la (retro)evolución


De sobra es conocida la particular y progresiva vuelta a las raíces que hicieron Paradise Lost desde In Requiem (Century Media, 2005) hasta nuestros días, desprendiéndose de los amagos electrónicos y synthpop con los que casi se sentenciaron de muerte y volviendo paulatinamente al Doom Metal que les ha definido casi toda su carrera. La intensidad y dureza de este doom ha ido in crescendo desde entonces y llegó a un punto culminante hace un par de años con The Plague Within (Century Media, 2015), recuperando hasta las voces guturales que habían dejado de lado más de veinte años atrás.

Pero tras una trayectoria tan clara, con un punto de destino al que se quería llegar de manera lenta pero segura, ha llegado el punto donde toca plantearse el siguiente paso. Con los arranques más death metal reservados por Gregor Mackintosh para Vallenfyre, era difícil seguir volviendo más atrás en su trayectoria. La solución ha sido terminar de echar raíces en el punto al que querían llegar y hacerse fuertes desde ahí.

Es puede hacer que a más de uno le sepa a poco este Medusa (Nuclear Blast, 2017), al ser el primer disco desde hace un tiempo de Paradise Lost donde no se atisba de manera tan clara una progresión, un avance. No obstante, las fortalezas de Medusa son prácticamente las mismas que han hecho exitosa esta vuelta las raíces y regresión en su carrera que han realizado los ingleses estos años.

En este punto de su carrera, Paradise Lost tienen más claro que nunca que clase de banda son y dónde son más fuertes. Los riffs doom marca de la casa siguen sonando sólidos y contundentes, siguen forjando canciones efectivas que, pese a su pesadez, entran con mucha fluidez, y Nick Holmes sigue funcionando como frontman del grupo, encontrándose más cómodo que antes en los registros guturales y equilibrándolos bien con su faceta más melódica cuando el tema lo requiere.

Es incuestionable la calidad de piezas como la inicial ‘Fearless Sky’, ‘The Longest Winter’, ‘Blood & Chaos’ o ‘Until the Grave’. Quizá sea la vez que Paradise Lost menos han arriesgado y menos nos han sorprendido, pero Medusa logra establecer y consolidar a una banda veteranísima en un nivel de infalibilidad impensable en cualquier otra banda con los mismos años a sus espadas. Es mucho menos fácil de lo que parece y no cabe duda de que mérito tiene de sobra.

7,75/10

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
trackback
3 months ago

[…] Más en Hipersónica | Paradise Lost – Medusa […]