Pink Floyd — Wish You Were Here (1975): todavía mucho que decir

Mucho más que el disco sobre Syd Barret.