John Beltran sigue estando entre la letra pequeña de muchos a pesar de la calidad de muchas de sus producciones. Un conocido tapado que lleva más de 25 años jugando con los ambientes, el techno, los sonidos elocuentes, la IDM e incluso el nu-jazz, al que dedicó varios discos a principio de los 2000 con interesantes cruces con el techno. Sin embargo, este año, además del gran trabajo que ha facturado, Hallo Android (Delsin, 2019), ha vuelto a rescatar un proyecto que llevaba 22 años en letargo: Placid Angels. Y ese reverso de breakbeat, ambient y drum ‘n’ bass quita el hipo por su belleza.

Vuelta a la casa del sudor y la emoción

Así pues, tras dos décadas dedicadas a ese reconocible ambient techno de sonidos agudos que ha llevado a coordenadas sonoras como la IDM o el nu jazz, Beltran ha rescatado su alias Placid Angels para mostrar las potencialidades de este proyecto. Eso sí, teniendo presente lo mal que le ha sentado el tiempo a The Cry (Peacefrog, 1997), un largo que no es malo pero que hace años que ya había quedado anticuado a nivel sonoro por su producción. Era justo continuar y mejorar el acabado. Con este First Blue Sky (Magicwire, 2019), el artista estadounidense recupera la forma con los breaks y la emoción en el sello de Lone.

Un punto importante el de la emoción, con momentos de euforia y nostalgia, ya que por sus efectos en la escucha, conceptualmente está muy cercano al fabuloso EP de East of Oceans, Neverlasting Love (R&S, 2019), otro aka en la sombra, esta vez de Bvdub. Como este último, First Blue Sky es un album que tiene su principal sustento en un drum ‘b’ bass atmosférico. Partiendo de ahí, Placid Angels puede tirar de breaks, de D’n’B más canónica o de secciones vocales que dan la puntilla a una melodía cuidada y preciosista ante la que queda poco más que claudicar.

Un proyecto que necesitaba salir de su letargo

Una fórmula bien sencilla por tanto, sin aderezos extras ni ánimos de experimentación: breakbeat o cajas de ritmo de toda la vida para la parte más añeja del D’n’B, vocales femeninos y una capa ambiental que le da mucha emotividad. El resultado es demoledor en sus primeros temas, dando un aire diferente a los últimos pasos compositivos de Beltran, más centrado en ese proyecto, en el que más tiempo ha estado instalado. Aunque es inevitable encontrar detalles de John Beltran como tal. En la propia canción de apertura, la que da nombre al disco, se encuentran esos agudos que entran en segunda línea y que se mantienen en su parte final.

Después llegan varios cortes que sirven a modo de patrón de los diferentes tipos de temas que se encuentran en este segundo largo. Cajas de ritmos a medio tiempo y ambient de fondo como ‘Angel‘, melodías perfectas como la de ‘A Moment Away From You‘ —de lo mejor del disco, y puede que del año, nostálgico pero luminoso a la vez— en la que el productor muestra su sensibilidad con pequeños detalles y una atmósfera mágica, o ‘Vent‘, la parte más visceral, con una intro que va aguantando hasta soltar ese D’n’B de tempo más acelerado y ortodoxo. Incluso las secciones vocales, aunque alguna de ellas por ese eco fantasma huele a burialismo.

Así pues, se trata de unos patrones que luego se van repitiendo, sea con los acertados vocales de ‘Earth and Everything‘ y su euforia, el sonido añejo ‘Bad Minds‘ que recuerda a su debut de hace más de 20 años, o el tempo moderado de ‘Breathe Her In‘. Y para cerrar, un décimo tema que es más propio de John Beltran que de Placid Angels. En cualquier caso, un notable regreso, son un sonido y producción actualizado, a años luz de su trabajo de 1997 por motivos muy obvios, y después de una dilatada trayectoria en la que ha utilizado una paleta sonora muy extensa. Por lo que de seguir reviviendo este proyecto, tendría un largo camino por recorrer y explotar. De momento, este estimulante regreso es un cuidadoso regalo sonoro, repleto de emoción, guiños a tiempos más sudorosos y con notables capas que añaden valor. Esperemos que no haya que esperar otros 22 años para otro disco de Placid Angels.

7,8/10

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments