Rae Sremmurd regresan con una fórmula similar a la que les otorgó el éxito con la segunda parte de su LP debut. Un disco enérgico, potente y visblemente festivo. SremmLife 2 (Interscope Records, 2016) no difiere mucho de su antecesor aunque tiene el añadido de haber conservado sus aciertos y pulido sus errores, además de un apreciable salto en su puesta en escena. Cierto es que el impacto inicial que supuso la primera entrega, al fin y al cabo fue su carta de presentación, es imposible de superar pero lo compensan vertiendo en él toda la experiencia adquirida en el último año y medio. El nuevo álbum de los de Misisipi no es un paso hacia delante sino más bien uno intermedio. Una prolongación de la idea desarrollada hace dos inviernos.

Swae Lee y Slim Jimmi van de frente desde el primer minuto. ‘Start a Party’, corte que abre el álbum, es toda una revelación de lo que nos espera a lo largo de los tres cuartos de hora que dura el LP. Bajo la producción, en la mayoría de tracks, de Mike Will Rae Sremmurd dan rienda suelta a su excentricidad y discurso risueño haciendo gala de sus mejores virtudes. Destaca la mezcla de registros, el aire renovado que parecen insuflar y la apuesta, en cierta medida, por ampliar el abanico sonoro. Por distintas razones, temas como ‘Black Beatles’, en el que colabora Gucci Mane, ‘Do Yoga’ o ‘Just Like Us’ hacen pensar en ellos como algo más que artistas del momento, dejan intuir inquietudes y apetito por revalorizarse. No obstante, pese a que Rae Sremmurd salgan reforzados tras la secuela de SremmLife, queda la sensación de que no conseguirán dar ese paso hacia delante ni desetiquetarse con una tercera entrega.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments