Tus canciones‘, ‘Mis canciones‘, ‘Una canción‘… si algo tienen claro Río Arga es lo importante que es la música para ellos. Ya no sólo es amor al pop cristalino en lo musical, sino que en lo lírico las canciones, cómo las usamos para relacionarnos con los demás, cómo nos sirven lo mismo de escudo y refugio que de pira en la que nos exorcizamos a nosotros mismos.

No quieres verme‘, ‘No quiero cambiar‘, ‘No quiero aburrir‘, ‘No me aguanto más‘… La otra cosa que tienen clarísimo es que ellos se construyen a sí mismos desde la visión negativa, el odio y lo que NO. The power of negative thinking, que dirían The Jesus & Mary Chain.

En esa relación de amor-odio colocan los pilares de su debut, que llega tras un EP que aquí en Hipersónica nos entusiasmó y que ahora refrendan de manera tan rotunda, y tan corta, que ya mismo les necesitamos otra vez. Estas 8 canciones en 22 minutos (media por debajo de 2:50, la medida aúrea del pop) dicen ser un LP, pero para nosotros es más bien un aperitivo de lo que promete ser una relación eterna.

Quince segundos tarda en sacarme una sonrisa este disco, cuando empieza a desgranarse la historia de músico de provincias malo-pero-q-q-q-qué-más-da. «No te importaba que no le importara ni a Blas». Río Arga nunca abogarán por la perfección estilística: se apoyan en las baterías simples (y siempre perfectas) de la Velvet, en el misterio jangle que daba lustre al Murmur de R.E.M., en las voces llenas de teen angst, en los coros Byrds, en las palmas Paisley Underground, en las guitarras neozelandesas.

«No me gusta cantar, no sé ni qué tocar, tres acordes y ya».

Y aún así, no descartan la perfección. Si la buscan, no lo parece, pero vaya si se la encuentran. ‘No quieres verme‘ tiene hechuras de hit, con esos punteos cristalinos, inmortales, 80s, La Mode. Su letra, en cuatro fogonazos, construye una escena clásica: la del que en privado sí consigue gustar y en público es repudiado. Vaya maravilla.

Es lo mejor de un lote que apenas baja del sobresaliente. Sus canciones ni suenan tan mal como dicen ni tampoco tan igual como aparentan. ‘Una canción‘ se arrima al jangle, como ‘No quiero cambiar’, que ya brillaba como adelanto y aquí vuelve a ser una de las cumbres. ‘No me aguanto más‘ es campanamuertismo también pero más tenso, su ‘Found Love In a Graveyard‘ con momentos de hermano Reid circa Honey’s Dead. ‘La Javierada‘ apunta un sendero más ruidoso; quizás por eso se va al cierre, para hacernos pensar en lo que podría llegar.

Pero, meh, lo que podría llegar hoy nos da igual: el debut de Río Arga es un discazo.

Summary
Review Date
Reviewed Item
Río Arga- LP
Author Rating
41star1star1star1stargray
Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments