Discos que sí

The Explorers Club – The Explorers Club

Jason Brewer lleva desde 2005 al frente de sus Explorers Club regodeándose en su amor por el sunshine pop, la psicodelia según Beach Boys y el soft-rock. Y en 2020 ha intentado doble voltereta: por un lado, disco de versiones nada obvias donde demuestra lo mucho que sabe y te saca los colores como oyente. Por otro, disco homónimo con todo material original que enamora y se deja querer, más cercano a los Beach Boys de la bajona (los de los años 70, maravillosos como los otros, pero otro grupo en realidad), retro-sensaciones de las que agarrarse para sobrevivir, bossanova y algo de lounge, nueva ola (‘Say You Will’), los juegos de voces más cristalinos que vamos a oír en 2020 y esas canciones que te agarran sin que te den cuenta. A favorcísimo.

Puntuación: 4 de 5.

Charlie XCX – How I’m feeling Now y The Mountain Goats – Songs for Pierre Chuvin

Todo bien en los confinamientos de Charlie XCX y The Mountain Goats. La una a tope con el autotune y las canciones más chicles del año y los otros desde su lo-fi militante con el que ya eran buenos antes de que descubrieran que también podrían serlo grabando como hijos De Dios. BIEN TODO.

Puntuación: 4 de 5.

Paysage D’hiver – Im Wald

Lanzar un disco en un usb, que se agote e ir dejando solo fragmentos y que se filtre, obligandote a abrir el soulseek de nuevo. Y luego, a los seis meses, ya lanzarlo completo en streaming. Paysage D’hiver tienen una hostia pero Im Wald es tan denso, frío y hermoso que no se la vas a poder dar. La puta hostia (aunque las dos horas seguidas de épica invernal Black metal se les van a hacer ocho a los que se cagaban en el Scorsese de El Irlandés)

Puntuación: 4.5 de 5.

Discos que OK

Chucho – Corazón roto y brillante

Me duele un poco que no haya subido al siguiente peldaño porque los adelantos apuntaban a obra mayor. Y Corazón roto y brillante se queda cerca, aunque ahora mismo puntúa en mi corazón por debajo de la gozada que fue recuperar a Chucho en Los años luz. Aún así, haríais mal en dejarlo a un lado: Corazón roto y brillante nos retrata a un Fernando Alfaro capaz de volver a sublimar el amor turbio como si fuese su primera vez. Son muchos años pero Chucho se mantienen jóvenes y frescos. El libro complemento lo edita Muzikalia.

Puntuación: 3.5 de 5.

Discos que MEH

Belako – Plastic Drama

En la frontera entre el Ok y el MEH. A ver, a veces Belako son desesperantes. Mira que Hamen nos gustó y que ‘Tie Me Up’ es un hostiazo de canción, pero… otra vez un adelanto suyo es infinitamente mejor que el disco al que anuncia. Y, claro, nos quedamos con cara de señora catalana celebrando la DUI. Plastic Drama no es un desastre ni mucho menos pero menos miramientos y más sacar ya el disco al que no poder ponerle pegas, todo buenas leches a mano abierta en la cara. Palito.

Puntuación: 2.5 de 5.

Haim – Women in Music Pt III

Nos consta que Women in Music PTIII está siendo recibido con alabanzas incluso por gente poco sospechosa (AKA los que no cayeron ya antes). Y también es uno de los discos del año para Chou, el Hipersónico más sospechoso de todos. Pero que Haim mejoren no quiere decir que ya tengan el disco guay. Me duele un poco que esa preciosidad a lo Lou Reed que es ‘Summer Girl’ solo haya cotizado para el grupo como Bonus Track, me siguen cargando muchísimo todo los ramalazos Fleetwood Mac (esa recuperación sí es el gran cáncer de esta época) y algunos de los experimentos, como ‘All That Ever Mattered’, les queden tan horribles. El Father of The Bride de este 2020, pero sin tener tres discos antes absolutamente necesarios.

Puntuación: 2.5 de 5.

King Krule – Man Alive!

Le hemos dado tantas vueltas porque queríamos que fuese sí, o al menos OK. Pero no: muy por debajo de The OOOz y con la molestísima sensación de que quiere ser el más listo de su clase. 42 minutos de intentar que la psicodelia digital cristalice en canciones, 42 minutos de lograrlo sólo en muy escasas ocasiones (la tensa ‘Comet Face’, ) y rendirse el resto del tiempo a un caos que ni controla ni entiende. MEH de manual.

Puntuación: 2 de 5.

Discos que no

The 1975 – Notes on Conditional Form

Vaya turra maja que se han cascado 1975. Disco larguísimo y pagado de sí mismo, temáticamente tan ajeno del todo al momento actual que da hasta miedo (ese prólogo con Greta Thunberg se cae con todo el equipo por culpa de lo muchísimo que han tardado en lanzar el disco), con menos Canciones (con mayúscula) que nunca, y la sensación de que se han hecho su Be Here Now pero sin exceso de cocaína. A pastar.

Puntuación: 1.5 de 5.

The Jayhawks – XOXO

The Jayhawks acaban de colgar en streaming un cuádruple disco con entrevistas y actuaciones en directo grabadas el día antes del lanzamiento del Tomorrow The Green Grass. Casi a la vez que XOXO, su nuevo disco, y da algo de pena que Gary con una acústica, Olson cantando mal y el batería con un cartón (literal) tocando un tema de 1993 sea mejor que media discografía de unos Jayhawks a los que hay que quererles mucho por sus tres primeros discos y por tres cuartos del Rainy Day Music pero luego meter todo lo demás en el cajón del MEH.

Lo que pasa que cuando en ese cajón ya no nos cabe nada, pues va todo al del NO. A la vía también.

Puntuación: 1 de 5.

Jenny Beth – To Love is To Live

Peor que los dos últimos de Depeche Mode. ¿Qué narices andabas buscando en esas tierras, Jenny Beth?

Puntuación: 1.5 de 5.
Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments