Sonic Boom – All Things Being Equal

Se nos había olvidado lo que era Sonic Boom haciendo música para él mismo. Sabíamos lo relevante que era como productor, con algunas de las ideas más fantásticas que han dado vida a las canciones de los imprescindibles MGMT y Panda Bear. Pero 30 años después, él casi parecía haber optado por vivir en un segundo plano, como si todo lo dicho en Spacemen 3 y en sus inicios en solitario como Spectrum fuese suficiente.

Quizás para él y para algunos más lo fuese, pero All Things Being Equal demuestra que nos estábamos perdiendo algunos de los mejores paisajes de psicodelia, nos los estaba robando el propio Sonic Boom. Por eso es muy relevante este disco: porque tiene canciones subyugantes, circulares, hipnóticas. De vez en cuando podemos recuperar incluso el espíritu de Spacemen 3, un grupo irrepetible: pasa por ejemplo en el cierre, ‘I Feel A Change Coming In’.

Pero Pete Kember no necesita de la nostalgia de lo que ya nunca volverá a pasar, ni tampoco huir sin mirar atrás hacia la electrónica, como hizo bajo el alias Spectrum. No necesita de nada más que de sus canciones, fascinantes, reverberantes, dulces cuando se necesita (bonita evocación del verano en ‘On a Summer’s Day’), cerebrales cuando quiere (el krautrock de ‘Tawkin Tekno’ no te lo saltas), eufóricas cuando le da la gana y, en definitiva, tan imprescindibles que hay que colocar All Things Being Equal al ladito de otro disco tan necesario en este 2020 como el Mystic Familiar de Dan Deacon. Sí, justo: místico, familiar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.