Soundgarden – Live from The Artists Den: días negros

Soundgarden - Live from The Artists Den (2019)

En 2013, Soundgarden no sólo habían vuelto a la vida, tres años atrás, atraídos por los poderes de las reuniones de bandas en plena era de los Macrofestivales. También acababan de lanzar, un año antes, su disco de regreso, un King Animal que tuvo que demostrar hasta dónde llegaban las ganas de regresar… y la inspiración.

En 2013 también, la PBS decide emitir uno de esos conciertos del grupo, el que graban en la sala Wiltern de Los Ángeles para el Live from The Artists Den. Y, en una rara cojunción de banda reconciliada con toda su carrera y grupo al final del camino, Soundgarden construyeron un set magnífico durante dos horas y media que, ahora, se ha convertido en, ay, su primera referencia póstuma.

El grupo excava tanto en conseguir cuadrar el círculo de todas las eras que llegan a incluir hasta ‘Blind Dogs‘, su colaboración para la BSO de The Basketball Diaries, cuando hasta Leonardo DiCaprio era jovencísimo. Todos lo éramos en realidad.

O una ‘New Damage‘ (salida de Badmotorfinger) que no tocaban, como Chris Cornell recuerda en la grabación, en más de 15 años. Así que, sí, hay sobresaltos en el recorrido, no sólo un tobogán nostálgico por sus mejores canciones.

Soundgarden fueron el ejemplo de que eso que tienen en la cabeza cuando piensan en grunge, un movimiento monolítico y unidirectional, es una parodia. En este grupo convivían unos apasionados por la psicodelia, por el hard-rock oscurísimo, por Black Sabbath… por un montón de caras que se apuntalaron con la voz de Chris Cornell.

Reproducir eso en vivo nunca fue sencillo, pero en 2013 Soundgarden eran un grandísimo grupo… viejo. Sí, hay momentos en los que Cornell flaquea, como una tibia ‘Jesus Christ Pose‘ o en las canciones más exigentes con sus cuerdas vocales. Sarna con gusto no pica, y, en todo caso, a medida que avanza el disco, se le ve en todo su esplendor. El grupo, mientras, es vigoroso y, desde luego, menos sutil que en disco. No podía ser de otra manera para hacer cosas como una ‘Rusty Cage‘ brutal o unas grandísimas ‘4th of July‘ y ‘Outshined‘, (tres de las) cumbres de una discografía que, en fin, revisito menos de lo que quizás debería.

Un disco para echarlos de menos, claro. Pero también para reencontrarse/reencontrarles.

7/10

Anuncios
Summary
Review Date
Reviewed Item
Soundgarden - Live from The Artists Den
Author Rating
31star1star1stargraygray