Podríamos tratar de dar muchas vueltas a por qué Perdida, el nuevo disco de Stone Temple Pilots, nos ha dejado tan fríos, pero es bastante sencillo de entender. Cuando lo que siempre nos ha gustado más de ellos han sido los sonidos cambiantes, los saltos sin red, las guitarras que lo mismo apelaban al hard-rock clásico que al glam que al powerpop (algún día tendremos que hablar extensamente de Songs From The Vatican Gift Shop), aquí nos encontramos un ejercicio de contención instrumental, muy centrado en el lado acústico.

Si lo que os preocupa es (aún) que Scott Weiland no esté aquí, creo que las dudas ya están disipadas desde hace tiempo. No es Jeff Gutt lo que os echará del disco, no es su voz una que cambie a Stone Temple Pilots ni que te haga creer que estás ante otro grupo. Pero sí el resto de decisiones de la banda, que ha decidido acercarse al folk, al blues sin electricidad, y dejar atrás sus sonidos alt-rock. Podemos entender el movimiento, el disco homónimo de 2018 dejó a poca gente satisfecha, pero más allá del concepto, los resultados son tibios.

No, no hay malas canciones, Perdida no es esa clase de desastre. Es más que suena rutinario, estupendamente producido pero sólo medianamente inspirado, sin que esté muy claro si quieren acercar el folk a su terreno o viceversa. Es decir, cuando Alice In Chains hicieron Jar of Flies o Sap tenían clarísimo que se trataba de que el cambio de sonido encajase en la idea de grupo que manejaban, y por eso ambos discos suenan etéreos, fantasmales y un punto lúgubres. Aquí ocurre todo lo contrario, son Stone Temple Pilots yéndose a tierra de nadie, como si fueran los participantes de ‘La Voz’ o algún otro talent show random.

Lo mejor está concentrado en las tres primeras canciones (en los tonos hispánicos de ‘Perdida‘, la canción, podría haber habido un camino) y en ‘You Found Yourself While Losing Your Heart‘. El resto pasa sin dejar huella… justo lo que no esperarías de un disco de Stone Temple Pilots. Ni siquiera de uno acústico: ahí hicieron la ‘Creep’ que realmente importaba de los primeros 90.

Puntuación: 2 de 5.

Todo sobre Perdida

Stone Temple Pilots Perdida