Anuncios

Talaboman — The Night Land

Una talentosa introspección sonora desde el balearic beat


Aunque ya habían colaborado en otras ocasiones con interesantes resultados, no ha sido hasta este año cuando ha llegado el debut en largo de Talaboman, el dúo formado por John Talabot y Axel Boman. The Night Land (R&S, 2017) ofrece la lógica visión del balearic beat que los dos practican, pero también ahonda en sonidos más profundos que transitan entre paisajes espaciales y van más allá de las simples buenas vibraciones fruto de esos beats emparentados con el deep house (y que por supuesto existen, por otra parte).

La faceta más profunda de Talabot y Boman

Precisamente esa atmósfera progresiva de carácter espacial que va modificándose conforme avanza es la que rompe con la tónica general del balearic beat como estilo para disfrutar del verano en una terraza cualquiera. Esa ruptura hace que sea un trabajo mucho más profundo que el que se podría esperar de uno de este género. Además, se trata de un LP corto, lo que tiene que decir lo hace sin ambages ni rellenos. Es una aproximación a la IDM y el ambient desde el balearic; está su suavidad y la calidez de sus betas, pero son evoluciones mucho más trabajadas. De hecho, el propio disco evoluciona con cada tema, enseñando la versatilidad que han puesto en boga y el amplio rango de recursos sonoros con el que cuentan.

En ese sentido, la mano de ambos productores consigue unos resultados bastante exquisitos en cuanto a sonido se refiere. Por una parte tenemos al Talabot selvático y tribal que ya nos conquistó con su debut, y al Boman que apuesta por bases y percusiones de groove hondo, profundo. El resultado son temas tan redondos como ‘Loser’s Hymn’, que es un ejemplo de esos detalles que jalonan una ambientación bastante onírica. En general, los matices son algo que está a lo largo de todo el álbum, desde la IDM holdiana y comatosa de ‘Safe Changes’ hasta la estimulante progresión de ‘Six Million Ways’.

Despegando durante el disco y volando al final del mismo

Matices que vertebran el álbum y un proyecto en el que los dos tienen opción de dar rienda suelta a unos patrones que no ejecutan en solitario. Aunque hay algún ramalazo deep house que es obvio que iba a estar, como ‘Samsa’, Talaboman rozan lo más alto con temas tan intensos a nivel emocional y tan inspirados como el embrujo de ‘The Ghosts Hood’. Porque tanto este tema como el disco en general tiene ese toque místico y sensorial, mágico, al que es tan difícil llegar. Unas melodías muy cuidadas que te inmiscuyen en un trance nocturno y onírico del que una vez entras no te quieres evadir. Por no hablar del talentazo y el cuidado de melodías como la encargada de cerrar, ‘Dins el Llit’, con esa especie de estructura a lo The Field ralentizada.

En definitiva, The Night Land se trata de un álbum con muchas más aristas de las que puede parecer en un principio. Partiendo de unos encajes balearic beat, derivan su propuesta a profundos terrenos oníricos, nocturno, y tan bien reflejados en título y portada; marcando los tiempos para que cada tema se intensifique en el momento justo para caer sumergido en él. Fantástico como estiran su propuesta hacia mimbres IDM, capas ambientales y minimalismo o sonidos tribales cuando toca momento de ritual chamánico. Corto pero intenso, suficiente para mostrar el talento que rezuman. Bravísimo.

7,8/10

Anuncios