Anuncios

The Black Angels — Death Song

El fuzz revitalizador


Cosas que uno no espera encontrarse ya en esta vida en pleno 2017: gente diciendo “dabuten”, un buen capítulo nuevo de Los Simpsons, afiliados a UPyD, Ridley Scott volviendo a hacer peliculas que molen y The Black Angels sonando guay otra vez. Pero la vida es así a veces y te acaba dando la sorpresa.

Y aquí estoy, escribiendo estas líneas para motivaros a escuchar y debatir sobre un nuevo disco de la banda de Austin, esa que tanto nos maravilló con su Passover (Light in the Attic, 2006). Tras un disco tan decepcionante y sin sabor como Indigo Meadow (Blue Horizon, 2013) muchos ya los dimos por acabados, pero con su quinto disco han dejado claro que mejor vayamos olvidándonos de la idea.

Su psicodelia a tope de fuzz y reverb vuelve a sonar convincente y alucinante en Death Song (Partisan, 2017), que encadena cinco canciones que nos quitan todo el sopor del pasado reciente y nos animan a pasarlo bien en medio de un mar de guitarras distorsionadas y lisergia. Regresa ese punch del pasado y nos dejan perlones como ‘Comanche Moon’, ‘Hunt Me Down’ o ‘Medicine’ que nos ofrecen un rato más que divertido como hacía tiempo que no nos ofrecían.

Está claro que no vuelven a ese nivel fabuloso de su debut, y en puntos del ecuador como ‘’ el álbum corre peligro de cojear, pero lo mejor de Death Song es la sensación de que lo anterior fue sólo un traspies, que cuando ellos quieren, pueden. A fin de cuentas, el groove de The Black Angels no se pierde así como así, simplemente hay que saber utilizarlo y no dejar que se oxide.

7,2/10

Anuncios