Anuncios

Un puñado de discos de metal y aledaños recomendables que se te pueden haber pasado desapercibidos (VIII)

Hola de nuevo a este chiringuito de sonidos pesados y distorsionados. Tiene mérito por vuestra parte seguir viniendo aquí, pudiendo estar en un chiringuito de verdad combatiendo el calor veraniego que ya está llegando. Vosotros sois los verdaderos héroes.

Destroyer of Light – Mors Aeterna

Doom clasicote de esta banda de Texas que vale, no ofrecen nada especialmente fresco u original, pero saben cómo macerar esos riffs pesadetes y vigorosos, haciendo que entren muy bien esas piezas de más de 5 minutos de media sin que sature o te canses al segundo o tercer tema.

Батюшка (Batushka) – Панихида

Al más puro estilo «Escisión de partido de izquierdas», el grupo anteriormente conocido como Batushka pasó a dividirse tras la pelea por los derechos del nombre entre los dos componentes, y ahora tenemos dos grupos llamados Batushka con disco nuevo este 2019 (el segundo está por llegar). Según mis notas, el Batushka bueno es este, el de Krzysztof Drabikowski, fundador original del grupo.

Ahora lo importante, el álbum Panihida es menos atmosférico y presuntuoso que el primer disco de Batushka, pero en su giro más directo no le falta ambición y Krzysztof sigue jugando con los elementos de música litúrgica ortodoxa de una forma que incluso supera el de por sí reseñable debut. Eso sólo puede significar que estamos ante uno de los discos de metal extremo del año.

Valley of the Sun – Old Gods

Salidos del sello de Truckfighters. Eso sólo significa una cosa:

Imagen relacionada

Adrift – Pure

Lejano queda ya el anterior trabajo de los madrileños, publicado en 2012, y que podía considerarse su mejor álbum. Ahora han vuelto con este Pure y la verdad es que podría llegar a competirle seriamente el título a su predecesor. Este retorno al a forma nos ofrece un desgarrador trabajo de sludge con diversos nuevos matices adquiridos gracia a la experiencia de los miembros en otros proyectos diferentes a Adrift. Un regreso inesperado y bastante satisfactorio.

Kaleidobolt – Bitter

Gente finlandesa dándole al heavy psych como si no hubiera mañana, con un par de revoluciones extra que hacen más alucinante el cargadito cóctel que ofrecen. Para los que quieren más después del disco del año pasado de Earthless, pero a lo loco.

Misþyrming – Algleymi

Cuando ya parecía que teníamos decidido el Best New Islandic Black Metal Album de 2019, llegan Misþyrming para complicar la tarea. Su nuevo trabajo es otro exponente de lo mucho que están logrando extraer creativamente las bandas islandesas de vertientes más tradicionales y directas del metal extremo. Aquí se atreven a tocar los siempre convulsos terrenos del black metal melódico (si te pasas, puedes quedar de hortera) y salen triunfantes gracias a su desmesurado talento y su despampanante bravura. Es un disco tan descomunal que malo será que no ande entre lo mejor del año.

Anuncios