Un puñado de discos de metal y aledaños recomendables que se te pueden haber pasado desapercibidos (XI)

Hace demasiado calor para tenerme que currarme también esta introducción. Tomad, 6 discos nuevos para escuchar.

Lion Sheperd — III

Ya hace tiempo de cuando flipábamos colorines con cada lanzamiento de prog polaco que salía (lo de Polonia en general no lo hemos dejado, pero ya pinchará también esa burbuja). Lion Sheperd llegan ahora con su tercer disco para seguir buscando lugares que explorar desde esa misma perspectiva polaca del género. Coqueteos con el folk abrazaarboles y matices psicodélicos enriquecen un disco que debería estar entre vuestros predilectos del género de aquí a final de año.

Vulvodynia — Mob Justice

Sudafricanos (aunque todos más blancos que la leche, gracias apertheid) que le dan a la parte más bruta y machacona del death metal. Su nuevo disco es de esos que van con el colmillo por delante y directo a la yugular, así que abstenerse a menos que te vayan las experiencias fuertes.

Aunque debo admitir que me parto con ‘Nyaope’ y sus voces de sapo.

Son Of A Witch — Commanded By Cosmic Forces

El stoner doom no es uno de los géneros más excitantes que hay en el panorama, pero estos brasileños saben jugar muy bien con sus preceptos y acaban encontrando lugares sorprendentes y sugerentes que añaden interés a su ya contundente habilidad para soltar riffacos. Los 13 minutacos de ‘Breathe Dust’ son un ejemplo fabuloso de lo que encierra el álbum, pero ojo a la sorprendente ‘Idles Of Marble’.

Abyssal — A Beacon in the Husk

Immortal Bird — Thrive on Neglect

Ojo con este disco, que está tan afilado que corta. La ferocidad de esta peña de Chicago se equipara a su habilidad para entregar un black metal directo a la par que ambicioso, con muchas capas sucediéndose y muchos sonidos colisionando. Una maquinaria perfectamente engrasada que golpea con bastante precisión.

Wear Your Wounds – Rust of the Gates of Heaven

Quizá sea muy reduccionista llamarlo el grupo de post-rock/metal de Jacob Bannon (Converge), sobre todo porque guarda un par de sorpresas más que agradables en su interior, pero es posible que el que se acerque a él se distancie si está cansado de los discos de ese género. Una pena, se pierde un trabajo hecho con maestría y orfebrería fina.

Anuncios