Pues aquí estamos otro mes, con más discos guay que han salido últimamente en el terreno del metal y de cosas colindantes que se pueden considerar zona de confort para los amantes del género. La cosecha suele venir cargadita, pero ojito a estos pepinazos que han salido en lo que llevamos de año.

Jordablod – The Cabinet of Numinous Song

Quizá con menos rotundidad que en su anterior trabajo, pero Jordablod han vuelto a golpear fuerte con ese black metal intenso y de fuerte (aunque sutil) influencia psicodélica. Cuando dan con la nota correcta, son para manchar un poquito la ropa interior.

Moloken – Unveilance of Dark Matter

Un mejunje curioso. De post-sludge metal a progresivo con post-hardcore de vez en cuando pasando por ahí. La mezcolanza es intensa, pero ofrece bastante recompensa al esfuerzo puesto en ella. No os lo penséis.

Thy Catafalque – Naiv

Con el húngaro Tamás Kátai muchas veces es una lotería, primero por cantidad de producción, y segundo porque nunca sabes por dónde le va a dar por llevar este proyecto. Aquí vuelve a sondear las aguas del black metal de tintes progresivos, matizados con los toques electrónicos en la percusión y en el cuerpo del sonido, y redobla la apuesta con influencias de la música folk húngara. Pero más allá de eso, aquí hay un colmillo compositivo afilado que hace más contundentes las composiciones.

Leeched – To Dull the Blades of Your Abuse

El metalcore guarro no es algo especialmente nuevo, y hasta puede ser agotador. Pero Leeched tienen claras las claves, saben donde golpear y tienen un catálogo de ganchos bastante envidiable. Está siendo una de las sensaciones tempranas en el metal underground y no es de extrañar por qué.

Nechochwen / Panopticon – Split

Un nuevo lanzamiento de Panopticon siempre hay que tenerlo en el radar, los splits incluidos. Aquí viene acompañado del black metal pagano cumplidor de Nechochwen, pero la que parte el bacalao es su nueva composición de casi veinte minutos. Una montaña rusa de sonidos e influencias marca de la casa que demuestra porque sigue siendo un imprescindible. Su otro split con Aerial Ruin, aún alejado del metal y metido de lleno en el dark folk americano, es también imprescindible.

Izthmi – The Arrows of Our Ways

Godthrymm – Reflections

Dos ex-miembros de My Dying Bride se juntan en un nuevo proyecto y terminan… Bueno, si ya habéis escuchado a My Dying Bride os lo podéis imaginar. Death doom metal oscurete, denso y potente. Taguay.

Envy – The Fallen Crimson

¿Os acordáis de Envy? ¿Ese grupo de post-hardcore, screamo y post-rock de Japón? Pues ahora han vuelto, y otro disco muy guapo que se han vuelto a marcar. Los momentos donde meten zapatilla son de lo más cañero que han hecho en tiempo, y en los momentos bonicos se sacan maravilla de la manga. Guapísimo.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments