Bedsore – Hypnagogic Hallucinations

Sin comerlo ni beberlo, de Italia llega este dúo que debuta en largo y se marca un interesantísimo combo de death metal progresivo y metal extremo de influencias psicodélicas. Sus ideas son atrevidas que hasta se perdona que en ciertos tramos caigan en lo mecánico de un technical death metal.

Foot – The Balance of Nature Shifted

Para los fans del stoner doom que últimamente habrán estado necesitados de cariño por esta sección, no os tenéis que preocupar más. Foot han sacado uno de los discos más sólidos de la temporada, con un gancho infatigable y un toque space rock que los eleva un poquito más de lo esperable para, bueno, un disco de stoner doom a estas alturas de 2020.

Gulch – Impenetrable Cerebral Fortress

El disco zapatillero del mes. En 15 minutos te han despachado y arrollado y tú ni siquiera te has dado cuenta. El demencial ritmo del D-Beat y el toque grueso de metalcore dan a esta gente de Santa Cruz una combinación ganadora.

Resin Tomb – Resin Tomb

Una pequeña joya extrema nos llega desde Australia con este primer EP de Resin Tomb. A pesar de tirar por casi todas las ramas de metal extremo a las que uno puede moverse: del black metal al sludge atmosférico y de ahí al deathgrind para luego caer en el doom metal. Es una ensalada muy petada, pero bastante equilibrada y que deja un gusto excelente en la boca.

Imperial Triumphant – Alphaville

Era complicado continuar un disco Vile Luxury, uno de los esfuerzos más transgresores y experimentales dentro del metal extremo avant-garde. Pero Imperial Triumphant no se han amilanado ante el reto y han conseguido en Alphaville una obra aún más desafiante y que expande aún más sus horizontes. Referencias a Fritz Lang y Jean-Luc Godard, metal extremadamente técnico, influencias jazzísticas y mucho afán de vanguardia. Va a ser uno de los discos más únicos de 2020.

Battlemaster – Ghastly, Graven & Grimoireless

Un demoledor zarpazo de black metal realmente primigenio, muy previo al Inner Circle, combinando con un thrash metal oscuro y mugriento. Un perfecto combo en una dosis bastante idónea de 23 minutos.

Black Crown Initiate – Violent Portraits of Doomed Escape

Una de las más interesantes irrupciones del metal extremo progresivo reciente se gradúa con honores en lo que debería considerarse ya uno de los mejores trabajos del género progresivo del año. El sonido de Black Crown Initiate en este disco es el de una banda ya en perfecta armonía con sus ambiciones de estilo propio y sus marcadas influencias, y eso es suficiente para ponerlos como candidatos a relevo generacional.

Sleestak – Aeon

¿A quién no le viene bien una buena ración de sludge psicodélico y progresivo? Si os apetecen algunos hijos bastardos de los Mastodon más atmosféricos o los Baroness del Yellow & Green, en esta banda de Milwakee tenéis la respuesta. Que haya un ciervo en la portada de un disco de prog metal siempre es buena señal. Y ojo a ‘The Void’, que apunta a ser uno de los jitazos del año en lo suyo.

Primitive Man – Immersion

Primitive Man son unos viejos conocidos por aquí, casi de la familia. Su doom metal guarro y caústico nos ha conquistado en el pasado, también cuando han trabajado con otros, así que teníamos ganas de su nuevo disco. Por suerte, no han decepcionado, y siguen manejando ese infernal y denso pelotazo de ruido como pocos en el negocio.

Decoherence – Unitarity

Otros viejos conocidos de la sección, que no decepcionan en absoluto. Progresan adecuadamente en su manejo del black metal, en explorar diversos tonos para enriquecer el sonido y el cuerpo del álbum, y en dejar instantes y riffs para el recuerdo.

Expander – Neuropunk Boostergang

El crossover thrash metal del futuro. Con mucha influencia técnica, mucho desparpajo punk y una envidiable pegada, esta banda de Texas hace uno de los trabajos más frescos en su palo en años. No lo dejéis pasar.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments