Esto podría haber sido una crítica, pero no creemos que llegue a eso, porque la iba a hacer Chou y, de repente, se quedó encandilado con Brujería, de La Bien Querida. Aún así, The Practice of Love de Jenny Hval está dándonos suficiente conversación interna como para intentar poner cierto orden en lo comentado:

  • Ahora mismo, The Practice of Love está siendo muy bien recibido fuera. En RYM es el disco con mejor nota media de Jenny Hval, en Metacritic las medias lo ponen al mismo nivel que Blood Bitch. Es normal, por sonido tenía que ser así (aunque podría no haberlo sido, lo veremos a continuación) pero en Hipersónica hay cierta sensación, salvo Chou, de que el impacto va a ser mucho menor que el estupendísimo disco de menstruación, brujas y mucho más de 2016.
  • Donde sí tenemos cierta unanimidad es en la sensación de estar ante un mindfuck hecho disco. Si anteriores obras de Hval ya podían llevarte a eso, a veces hasta el extremo de dejarte claro que no formabas parte de ese lugar.
  • Porque sí, un disco es un paisaje que miramos, una secuencia de la que formamos parte sólo en la medida en la que la obra nos deje. Hay discos, como los de Car Seat Headrest, que siendo personalísimos como son, están incitando al oyente a que no sólo mire lo que pasa, sino que se involucre. Los de Jenny Hval, no.
  • Esto no es intrínsecamente malo. Todo lo que ocurría en Blood Bitch te pasaba por encima, de la misma manera en la que The Drift de Scott Walker o algunas de las obras de Swans lo hacen. Con The Practice of Love, sin embargo, volvemos a quedarnos fuera… pero esta vez la música nos está diciendo que no, que deberíamos entrar.
  • Merece la pena entrar en las letras, detenerse en ello. The Practice of Love es un disco distinto en las letras de lo que es en la música. Un comentarista de RYM decía que es como si voz y producción estuviesen casadas, pero en vez de un matrimonio por amor, fuese uno de conveniencia.
  • The Practice of Love sólo dura 34 minutos y en nuestras mentes siempre parece que sea mucho más largo. De nuevo, no lo planteamos como algo peyorativo, pero sí hay un punto de experiencia extenuante, de disco del que sales queriendo alejarte.
  • Black Gallego lo definió en «es demasiado extraño para la cosa pop y bailable que está intentando hacer». Chou clamó «por fin entiendo algo». (Spoiler: NO ENTIENDE NADA AÚN)
  • Es música dance, es downtempo 90s (‘High Alice‘), es un poco Björk cuando era amable, una St. Vincent sin red y muchos, muchísimos más matices, una Grimes riendo ante el paisaje post-apocalíptico que su amado Elon Musk dejó por error.
  • Parte de ese imaginario está presente en el disco. La maternidad, o la ausencia de ella (I wonder how I’ve managed to avoid conceiving You know, by accident), que se repite en ‘The Practice of Love’, cuando reconoce no sentirse más que como una actriz secundaria de las vida de otros, quizás más completos.
  • Por cierto, el spoken word de la canción titular posiblemente tiene la frase más bonita del año: I hate «love» in my own language. It contains the entire word «honesty» inside it. Y es así: la palabra noruega para nombrar el amor,“kjærlighet”, tiene dentro “ærlighet”, honestidad.
  • ‘Ashes to Ashes’, directa; ‘Thumbsucker’, somnolienta; ‘Six Red Cannas’, petshopboysera; Si algo no se queda The Practice of Love es quieto en ningún momento; de ahí también lo extenuante del recorrido. Quizás también porque, aunque ella mismo reconoce que esta vez «quería abrazar la euforia de la música pop«, al final todos somos lo que somos. Y Jenny no es la alegría de la huerta.
  • «As someone who’s been creating things for many years, occasionally you’ll have these questions of “What does this mean?” Do I actually create anything, or do I just dig my own grave with it? Am I just constantly creating my own funeral service? «
  • O lo que es lo mismo: «We don’t always get to choose when we are close, specially in the clichés«.
  • Y, de nuevo citándola,  «he aprendido que si evitas algo porque es un cliché, no vas a aprender nada de nada». De todos los clichés que intenta abrazar y a la vez no puede hacerlo del todo, nace la rareza que alimenta The Practice of Love hasta convertirlo en uno de los discos que menos nos apetece escuchar antes de ponérnoslo y que más disfrutamos mientras.

Summary
Review Date
Reviewed Item
Jenny Hval - The Practice of Love
Author Rating
41star1star1star1stargray
Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments