Vivian Girls — Share The Joy: tú y yo contra el mundo, otra vez

Es curioso como solo los 20 primeros segundos de una canción pueden definir un disco entero, en este caso Share The Joy. Vivian Girls, que siempre han tenido de su parte el don de la concisión y de la precisión,’lo consiguen con ‘The Other Girls’; la canción comienza acelerada y un punto Ramoniana, lo que siempre han sido, y se vuelve inmediatamente apacible, junto a un himno-eslogan: “No quiero ser como el resto de chicas”.

Vivian Girls no son como las otras: llevan tiempo siendo el mejor grupo de punk-pop del presente, uno lleno de rabia y diversión, de fracasos y cabezas altas. También uno altamente infravalorado: se les dio cancha con el debut homónimo, pero Everything Goes Wrong marcaba desde su título la tendencia con la que les iba a recibir la crítica. Y Share The Joy está recibiendo, al menos de momento, mucha frialdad o hasta cierto odio mal disimulado.

Muy significativo de lo mucho y bueno que hay en Share The Joy fue el excelso primer adelanto del disco, ‘I Heard You Say’, canción inagotable, de las que acabas por no escuchar de tanto que la pusiste. Avanzaban más despacio, más dulcemente y con una golosina pop que dejaba con ganas de mucho más. Y sin embargo, no hubo runrún suficiente.

Pero, claro, no hay que olvidar que en su sangre hierve el espíritu de K Records y que, por mucho que cambien las modas, todo seguirá igual en el fondo. Así que los críticos siguen demostrando que, quieras o no, el Evangelio según Calvin Johnson nunca ha acabado de entenderse/compartirse/disfrutarse más allá de cuando el propio Calvin lo volvía inevitable con su talentazo.

Eso sí, acusarlas de inmovilistas justo con este disco es injusto. “Faltar a la verdad”, poniéndonos en formato tertuliano. Cassie Ramone explica que cuando comenzó la gira de Everything Goes Wrong estaban tan aburridas que hicieron una lista de cómo sería su siguiente disco. No cumplieron casi ninguna y las que sí lo hicieron fue de manera inconsciente. Pero supieron sacar jugo del aburrimiento (y del sopor de sí mismas y de su música de entonces) para seguir progresando.

Share The Joy es, como título, perfecto. Si está dedicado a los que nos gusta, es obvio que justo compartir el placer de escucharlo es lo que vamos a hacer. Si, por contra, está pensado para sus detractores, es un dardo lleno de malicia: compartid el placer de poner a caldo un disco que no lo merece, que nosotros nos reiremos mientras tropezáis con Vivian Girls

Más en Hipersónica | Vivian Girls + The Last Dandies en concierto en Madrid (El Sol, 29–03–2011): a las ricas guitarras rápidas >>> Cinco grupos recientes que aman la baja fidelidad

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments