Voiski – At the Speed of Love, crítica: melodía y músculo, táctica infalible

Hay pocas cosas mejores que saber que hay productores que tienen nuevas referencias cada año, que no faltan a su cita ni con la cantidad y sobre todo con la calidad. Es lo que pasa con gente como el magnánimo Voiski, uno de los primeros espadas del techno internacional actual. El parisino siempre encuentra el recoveco en el que sacar a pasear su particular sello, un techno muy melódico que no prescinde de la potencia y que la acompaña, haya más o menos, de capas secundarias repletas de texturas. Es lo que ha venido haciendo en los últimos años y es lo que ha hecho con su nuevo EP, At the Speed of Love (ara, 2019).

Una continuación lógica a sus dos últimos largos, tanto Disconnections, Music for Clouds (2017) y Sick Parrots (Super, 2018). Al final, el artista francés se mantiene en una línea muy regular en todos sus trabajos, tirando siempre de los mismos patrones, pero flexibilizando muy bien ese modus operandi, lo que hace que cada uno de sus lanzamientos sea un elocuente reclamo sonoro. Un talento que exhibe tanto en sus referencias como en sus directos, perfectamente construidos para que vayan de menos a más y te metan en una atmósfera de techno hedonista que se sale de los bombos fáciles cuya mayor fortaleza es la contundencia.

Siempre manteniendo el nivel

Voiski trae de nuevo la paleta sonora de los dos LPs, dejando ese sonido con algunas características más tech house de The Bat Who Wanted to See the Sun (Dolly, 2018), su sencillo del curso pasado. En este nuevo EP hay sonidos urbanitas bañados en leves dibujos de acid en ‘Reaffirming Eternity‘, para luego sumergirse en el subsuelo de una gran capital con ‘That Sinking Feeling‘, con una capa atmosférica repleta de texturas que reflejan ese bullicio de la gran ciudad. Loops que van evolucionando mientras se añaden detalles nuevos sin que te des cuenta.

Una misma situación que luego se repite cambiando precisamente ese manto para añadirle bien unos toques más digitales y melódicos (‘Calls from Above‘) o más músculo (‘New Continents & Ancient Rivers‘). Finaliza la última referencia con ‘She Was Running Late‘, un corte más sosegado y ambiental en la que demuestra que el mismo Voiski que te suelta el taladro cuando publica en L.I.E.S., es capaz de diseñar una cascada de vibrantes sonidos cristalinos marca de la casa que van cambiando de piel. Poco más que añadir a otra referencia tan regular. No se esperaba menos de él.

7,5/10