Woods — With Light and With Love

By in With Light And With Love, Woods
0 0 0 No comments

Un jardín en cada poro: cuando Sergio Algora escribió tan insigne sentencia debía estar pensando en el futuro que estaba por llegar y cuya bandera, tejida por Jeremy Earl a lo largo de ya una década, sólo podían ondearla discos como With Light and With Love (2014, Woodsist), el octavo y maravilloso — otra vez — álbum de Woods. Porque de futuro — pese a todas las acusaciones de clasicismo y conservadurismo que se esparcen por aquí y por allá — hablan otra vez Woods: uno en el que se puede mirar al sol sin quedarse ciego, en el que a cada alma en pena le corresponde un pastor y en el que las canciones para la revolución son éstas y no otras, la punta de lanza contra la invasión de los ciegos y los sordos, aquellos que ni quieren ver ni saben oír. En la cresta de la ola, con la emoción a flor de piel, Woods se parecen mucho a la vida, a la luz y al amor, a tu biografía.

Y el mérito es doble, o quíntuple, porque Woods ya eran todas estas cosas y muchas más en su anterior disco, en sus cuatro anteriores trabajos, todos ellos por encima del notable. Las pistas se esparcían de aquí para allá: Woods ya alargaban sus canciones por encima de los nueve minutos en Songs of Shame (2009, Woodsist), se decantaban por el Folk Rock más clásico en Sun & Shade (2011, Woodsist) y adulaban a Neil Young — y su irritante falsete, ¿verdad, querido sordo? — y The Byrds en Bend Beyond (2012, Woodsist). With Light and With Love era el siguiente paso y a quien le haya pillado a contrapié sencillamente no había entendido nada de lo que Woods habían contado hasta ahora. Nada de antinatural hay en ‘Only The Lonely’ o ‘New Light’, canciones que hubieran cabido en At Echo Lake (2010, Woodsist) con más ruido y jarana.

Woods y lo que queda por decir

Al contrario, Woods vuelven a fluir con rejuvenecedora sencillez en ‘Shining’. Despojados de los ropajes que les convertían en el buque insignia de la baja fidelidad, las grabaciones caseras y la feroz independencia al margen de la industria musical, Woods siguen siendo un grupo más interesante por lo que dicen que por lo que dejan de decir. A semejanza de Bend Beyond, el enorme mérito de With Light and With Love es convertir en salvavidas a los que aferrarse en cualquier tormenta canciones que pretenden ser mucho más que juguetes de habitación. No importa que Woods sean de repente un grupo capaz de deleitarse en nueve minutos de fervor controlado y repentina experimentación adulta: a la vuelta de la esquina siempre esperarán canciones como ‘Shepherd’, vigías para cuidar el dolor propio y ajeno, brisas matinales, primaveras inagotables.

https://soundcloud.com/woodsist/woods-with-light-and-with-love

La proeza, que lo es, no está al alcance de cualquier grupo. Pese a las constantes comparaciones, Wilco nunca lograron impregnar a su discografía post-Sky Blue Sky el mismo pulso emocional y personal que la había dominado durante los diez años anteriores. Algo parecido les sucede a The Shins: ‘Moving to the Left’ no queda demasiado lejos de Port of Morrow y sin embargo aquí sí hay motivos para abrazarnos y establecer sonrisas sempiternas. Quizá Woods hayan intentado jugar en una liga diferente y desligarse de todo lo que habían sido en la muy clásica ‘Full Moon’, quizá, pero de ser ese su empeño lo podemos juzgar como un terrible y sonado fracaso: a mí la recta final de este inagotable With Light and With Love me llega al alma, me hace ser tan feliz como los instantes más inspirados de At Echo Lake. Woods han cambiado para que nada haya cambiado.

Enrolados definitivamente en las filas del Folk Rock más autocomplaciente, rumbo Country Rock, espantados los otrora seguidores del Lo-fi y el Garage Rock, desconcertado el conjunto de críticos por un grupo al que nunca llegaron a entender, Woods construyen otra vez casas de madera en todo aquel corazón que se preste a entregarle sus llaves.

9.3/10

Resumido en los maravillosos, perfectos, brillantísimos tres minutos y medio de ‘Leaves Like Glass’, hojas de cristal que se lleva el viento, With Light and With Love es un disco que suena eterno y pequeño, universal y propiedad individual de cada uno. Tan proyectado hacia el futuro como enraizado en el espíritu feliz y melancólico de Woods. Tan bueno como exagerada y retórica esta crítica. Tan repleto de dicha y buenos momentos como incondicional e irracional es nuestro amor por ellos.

Desde 2006, sin criterio alguno. Puedes contactar con nosotros en prensa@hipersonica.com.