Disco Las Palmeras! — Asfixia

Qué chungo el momento cuando dudas si volver a confiar en una banda que llega con su tercer disco tras haber hecho un fantástico debut y posteriormente un segundo disco que no estaba a la altura o que, simplemente, molaba menos. Bandas que se quedaron en el debut las hay y ha habido a millones, así que las dudas son razonables, pero luego piensas lo bien que te lo pasas con el primer disco todavía y que el segundo, al fin y al cabo, no estaba tan mal como creías y te lanzas. Así de paso terminas de dilucidar si los sigues teniendo en cuenta para el futuro o no.

Claro, luego escuchas el disco y, sin darte casi cuenta, te acaban de meter una buena patada en la boca para quitarte la tontería. Más o menos así podría resumir Asfixia (Sonido Muchacho, 2015), como una buena patada en la boca para todos aquellos que nos atrevimos a dudar de Disco Las Palmeras! porque Ultra (Matapadre, 2013) fuera un paso atrás con respecto a ese pepinazo llamado Nihil Obstat (Matapadre, 2011). Los gallegos tenían que consolidar definitivamente su estatus dentro del panorama nacional y tengo la certera sensación de que este disco contribuirá bastante a ello.

Disco Las Palmeras! consolidando su figura

https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=2603534724/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/tracklist=false/artwork=small/track=3860172498/transparent=true/

Admito que tuve cierto grado de escepticismo con ‘Cállate la Boca’ y con ‘Tarde y Mal’ al principio como adelantos, pero quizá porque quería serlo y me dejé llevar por pura negación irracional en su momento porque finalmente se han convertido para mí en temas muy buenos. En concreto la primera es uno de los jitazos del disco, un jitazo de los que requería Ultra. Pero la cosa no se acaba ahí, y son muchos los aspectos que nos hacen pensar en Asfixia como una corrección de ese pequeño paso atrás que supuso su anterior referencia.

Los gallegos tenían que consolidar definitivamente su estatus dentro del panorama nacional y Asfixia contribuye enormemente a ello

El sonido, por ejemplo, se nota mucho más completo, con más matices gracias al buen aporte de los teclados y mejor ensamblado en sus partes gracias a la producción de Carlos Hernández (Los Planetas, Triángulo de Amor Bizarro). También el nivel de las canciones muestra cierta mejoría, aunque sin llegar a los niveles de su debut. Los dos temas iniciales son unos buenos cañonazos, y el tramo final es espectacular, pero también cabe puntualizar el valle que protagonizan ‘En el agujero’ y ‘Morir o Matar’ que invitan más a la desconexión que a perderse en ellas.

https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=2603534724/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/tracklist=false/artwork=small/track=682647805/transparent=true/

7.4/10

Sin embargo, el tramo de las últimas cuatro canciones consiguen elevar el conjunto hasta el nivel de lo notable. La delicadeza pop de ‘Ráfagas en mi Cerebro’, una ‘Fuego’ con características para ser otro de los hightlights del disco, la rabia punk de ‘Disparo’ y el climax espacial final de ‘La Calma’ (¿tras la tempestad?). En conclusión, Asfixia es un disco de consolidación para el trío gallego en el panorama indie nacional y también sirve para reconciliarnos con los que empezábamos a dudar. Pues no, la burbuja del noise gallego se niega a estallar, menos cuando Disco Las Palmeras! sigan encabezonados en disparar contra todos y en seguir manteniendo tan buen nivel.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.