16 referencias para disfrutar más del Episodio 1 de Watchmen (HBO)

Watchmen (HBO)

Ok, Watchmen, la serie, ha llegado y su primer episodio nos ha dejado locos. No sabíamos exactamente qué esperar, pero tenemos claro que lo que nos han dado no era lo que nos esperábamos. Queda claro que Lindelof, capaz de lo mejor y de lo peor (y de ‘The Leftovers’, que puntúa como fuera de categoría), sí que ha decidido no ser un mero reciclador de ideas del cómic de Alan Moore y Dave Gibbons.

Él dijo que esto iba más de remezclar la obra y en ese remix se han colado un montón de detalles y sorpresas a los que sacar el jugo o, simplemente, paladear con una sonrisa. Porque lo de la BSO de Trent Reznor y Atticus Ross también da para tema aparte.

Caen mínimos spoilers sobre la trama, alguno más sobre el cómic original. Vamos allá:

IT’S SUMMER AND WE’RE RUNNING OUT OF ICE

Sacado de la letra del musical ‘Oklahoma’, que aparece en varias de las secuencias del primer episodio, el título es el primer juego, sólo que esta vez con una referencia externa al cómic. Bueno, y a él, porque la tipografía y los colores con el que aparecen son los mismos que los de la obra original.

Pero es cierto que nos hemos quedado sin hielo en esta ucronía racial y no sólo en la trama central. En los titulares de periódicos vemos cómo la Estatua de la Libertad ha tenido que cerrar sus puertas por culpa de los actos vandálicos del KKK. Y en un mundo cuya primera secuencia nos muestra un demoledor ataque racista, hay gente que parece empeñada por volver a incendiarlo todo. Porque hace calor y no hay nada ya con qué sofocarlo.

American Hero Story

La serie de moda en el universo Watchmen no es una sobre OJ Simpson o Versace, sino sobre las vidas ocultas de los superhéroes: American Hero Story, que vemos anunciada en un autobús y a través de sonido ambiente. El próximo especial, por cierto, es sobre los Minutemen, el grupo de superhéroes que antecedió a los que son protagonistas en el cómic de Watchmen (y que tuvo miniserie propia en esa maniobra de DC que fue ‘Before Watchmen’).

Sabemos bien dónde está el Dr. Manhattan

Watchmen HBO dr Manhattan

Se ha pasado la vida en Marte, construyendo y destruyendo castillos de arena gigantescos, desde el final de ‘Wactchmen’. Y las televisiones pueden grabar y retransmitir sus movimientos en directo 24 horas al día.

Por cierto, de Adrien Veidt lo que sí sabemos es que ha sido declarado oficialmente muerto, como vemos en uno de los titulares de periódicos de la serie. ¿Pero sabe la gente lo que hizo realmente? En ‘Doomsday Clock’ sí, pero aquí no parece que eso se haya desvelado jamás.

Lo que pasa es que Veidt es quien se supone que está interpretando Jeremy Irons. Incluso vemos un bote de su perfume Nostalgia en su escritorio.

La máscara de Rorschach

Lo poco que habíamos visto en los trailers y teasers era esto. Que las lleven los miembros de este Ku Klux Klan alternativo encaja bien con que Rorschach no fuese precisamente un adalid de la integración. También es llamativo que no cambian de forma como la original.

En general, todo al respecto de qué pasó con Rorschach y sus revelaciones tiene aún que desvelarse.

The ends is NOT nigh

La pancarta que llevaba Rorschach en el cómic original se transforma aquí en una muchísimo más optimista. La sociedad del Watchmen televisivo tiene una primera capa brillante, bajo la que laten todas las otras, más violentas y cercanas a la obra original y también a ese ‘Doomsday Clock’ del que deliberadamente han decidido no tomar casi nada.

Hasta quien porta esta nueva pancarta es pelirrojo, como el propio Rorschach.

Pulpos everywhere

Los pulpos y calamares salen en varias ocasiones en este primer episodio de Watchmen. La primera vez, como un poster en la clase en la que Ángela hace su primera aparición. Después, a lo ‘Magnolia’, y tras oírse una sirena, en forma de lluvia. En otro periódico vemos como una de estas lluvias, que parece recurrentes, ha matado a varias personas.

¿Tiene algo que ver con el “enemigo final” del cómic?

Tic tac tic tac

Si hay algo en Watchmen es relojes. No en vano, el intento de DC por meter el cómic en su actual continuidad también juega con ese motivo: el Doomsday Clock, el reloj del juicio final que se iba acercando en cada nueva grapa del cómic original. Así que relojes también es lo que recopila el 7º de Kaballería, en concreto unos que ya son ilegales.

No Elon Musk

Enlazado con esto… Cuando, en el cómic, aparece el Dr. Manhattan, el mundo entero cambia. Por ejemplo, ese litio de los relojes es el que consiguen crear Veidt y el Dr. Manhattan. Y también cambia la energía: en esta línea temporal alternativa a la nuestra que narra el mundo post-Veidt, el coche eléctrico ya es el estándar. Si queréis oler a gasolina, tendréis que revisitar de nuevo “Mad Max Fury Road’. Sí, tremendo sobreesfuerzo, lo sabemos.

La chapa y otros iconos del cómic que vemos fugazmente

Otro de los motivos fundacionales del ćómic original: la chapa del Comediante aparece en la tarta de Ángela Abar, justo antes de recordarnos que Vietnam es el Estado 51 de EE UU. Y el momento final del capítulo también recuerda al de la chapa ensangrentada del comediante.

Hay varias referencias fugaces de este estilo:

  • La nave del Búho es la misma que controla Don Johnson.
  • ‘Under The Hood’, el libro de Hollis Mason, el Búho Nocturno original en el que relataba la historia de los Minutemen, aparece en la oficina de Crawford.
  • Otro Minutemen, Dollar Bill, tiene su propio poster en el cubículo del 7º de Kaballería.
  • El pastel que le ofrecen a Jeremy Irons es de los mismos colores que el traje de Ozymandias.
  • ‘El hijo del relojero’, la obra que escribe Irons, hace referencia al pasado del Dr. Manhattan, narrado con una belleza indescriptible en el capítulo más alucinante del Watchmen original.

Presidente Redford

Nixon no cayó en el universo Watchmen, pero sí sabemos que le sustituyó un actor. Es curioso porque en la obra original sí que hay un “RR” con el que la prensa especula que pueda presentarse a las elecciones. Es Robert Redford y no Ronald Reagan, que además es demócrata y no republicano como fue Reagan.

Eso sí, Nixon es tan relevante en esta línea temporal que se ha ganado un puesto en el monte Rushmore.

“All the whores and politicians will look up and shout ‘save us’”

Esta frase está sacada del diario de Rorschach, el mismo que envía a un periódico sensacionalista para contar toda la verdad sobre la trama que guía el Watchmen original.

Ahora, esa misma frase la parafrasea el séptimo de Kaballería en su cinta enviada a la policía de Tulsa: “All the whores and race-traitors will shout ‘save us,’ and we’ll whisper ‘no”.

El panda

Por dios, una serie al panda burócrata ya.