Muchas alabanzas se ganaron Anathema con la publicación de Distant Satellites, un disco con que yo no compartí tanto entusiasmo. Sí reconozco que es un buen disco, pero no me pareció, ni aún lo hace, de los más inspirados del grupo. Al menos por la primera mitad del álbum, donde se aprecia un continuismo claro con respecto a los dos últimos trabajos de estudio que apelaban más por la emoción a través de las voces del tándem Vincent Cavanagh — Lee Douglas y los crescendos instrumentales. Pero todo con mucho menos brillo e impacto, claro está.

No obstante, la segunda parte de Distant Satellites aún consigue despertarme de lo que ya me parecía monotonía y captar mi atención. Partiendo de la fascinante y brillante canción homónima al grupo (homonimia bastante justificada y acertada) que saca la mejor versión del grupo en su estilo, los ingleses se sacan de la manga un revestimiento electrónico que complementa y da chispa a unas canciones como la homónima al disco o ‘Take Shelter’, consiguiendo revitalizar mis esperanzas al respecto del futuro de la agrupación. Incluso la denostada ‘You’re Not Alone’ me parece un soplo de aire fresco para un disco algo desequilibrado, pero muestra que Anathema tuvieron, hasta hoy, muy claro cómo sobrevivir en este negocio.

Anathema y cómo caer siempre de pie

Esto me termina llevando a la conclusión de que Anathema saben como salir muy bien parados cuando se tiran a la piscina de manera descarada. De hecho, muchas veces les sienta mucho mejor arriesgar que recurrir a fórmulas ya empleadas (y hasta patentadas) por ellos mismos. Son capaces de tomar riesgos muy extremos, sobre todo para una banda como son ellos, que tomando ciertos caminos podrían darse un trompazo de tres pares de narices. Muchas bandas han perecido en el intento. Pero no ellos, porque caen de pie. La mejor prueba de lo que intento expresar está en ‘Closer’.

Son muchas las cosas que podrían salir mal en una canción como ‘Closer’. El amago hacia la electrónica, el vocoder y no renunciar por ello a unas letras que relatan demonios y temores internos. Un riesgo enormísimo. Sin embargo, no caen en desgracia. Al contrario, salen triunfantes y firmando una de las mejores piezas de su carrera. Sólo por esa manera de quedarse al borde del precipicio y salir tan campantes ya podría valer para hacer de ‘Closer’ el mejor tema de la carrera de Anathema. Aunque probablemente no lo sea y todo lo que digo no son más que una de muchas incoherencias que suelen pasar por mi cabeza. Pero no me cabe duda de que este tema es un motivo más para reverenciar a una de las mejores bandas del Rock Progresivo-que-en-realidad-no-es-progresivo. Además, ese crescendo de intensidad a partir del 3:15 es sencillamente para quitarse el sombrero y aplaudir fuertemente. Y su combinación con ‘Balance’ quita hasta el aliento.

Se les va a echar mucho de menos.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments