Cantemos al señor antes de irnos a la mierda

¿Reacción anticipando el nuevo álbum de Gorillaz?

Hallelujah Gorillaz, que ya están de vuelta con un nuevo tema inédito. Empieza lo bueno.

Si antes comentamos que Gorillaz se estaban haciendo de rogar con los nuevos temas de su próximo álbum, esperado para este 2017, antes llega este ‘Hallelujah Money’, tema de Gorillaz donde dan todo el protagonismo a Benjamin Clementine.

Nos encanta comernos nuestras palabras, especialmente si es con un buen tema que puede significar que el quinto álbum de la banda animada sea interesante, apuesta por la que sigo bastante incrédulo.

Pero si Damon Albarn ha demostrado algo es que tiene un buen ojo a la hora de fichar talentos que le hagan su trabajo. Tanto en la producción como en las voces.

Don’t worry, my friend
If this be the end, then so shall it be
Until we say so, nothing will move
Ah, don’t worry
It’s not against our morals
It’s legal tender
Touch, my friend
While the whole world
And whole beasts of nations desire
Power

Benjamin Clementine lo petó en 2015 con su buen álbum de debut, At Least for Now (Barclay). Gran voz negra que encaja con lo que tanto le ha gustado a Albarn en los últimos años: un crooner a lo Gil Scott que suelte sus discursos del mundo se va a la mierda. Antes los cantaba él con voz aniñada en ‘The Universal’, luego empezó a ir descubriendo los filtros, a sus amigos de Massive Attack y acabó en Think Tank (Parlophone, 2003) subido a su tanque ondeando una bandera blanca raída.

2017, el año de perseguir payasos

Este ‘Hallelujah Money’ vuelve a rescatar dicho álbum que cambió la trayectoria musical de Albarn. Vuelve al ralentí, a la profecía de la llegada del Apocalipsis a modo de predicador, donde el francés se sale, y hasta ha mejorado algo aquellas letras sonrojantes de panfletos de izquierdas de una adolescencia privilegiada. No obstante, Damon Albarn va a por sus 49 años en este 2017, tocaba cierta maduración por el camino.

And I thought the best way to perfect our tree
Is by building walls
Walls like unicorns
In full glory
And galore
And even stronger
Than the walls of Jericho
But glad then my friend
Out in the field we shall reap a better day
What we have always dreamt of having
Are now for the starving
It is love, that is the root of all evil
But not our tree
And thank you my friend
For trusting me

Estos próximos meses vamos a escuchar una y otra vez canciones de este estilo. Todas dedicadas a Trump, al supuesto momento de caos social vivido y a las profecías de lo que muchos creen que llegará. A ver quién es el que logra llevarse el dólar a casa rentabilizando ese descontento. Por ahora Gorillaz puede apuntarse un buen tanto.