Justo un mes de septiembre de 1991 fue cuando Nirvana publicaron Nevermind, con sólo 46.251 copias en su tirada inicial y muchas esperanzas por parte de Geffen, pero para nada lo que sucedió después. La eclosión de Nirvana y la era del grunge, del rock alternativo y de un montón de nuestros discos favoritos barrió como una ola listas de éxitos y de venta de todo el mundo y cambió el panorama.

Smells Like Teen Spirit‘, una canción de indudable pulso Pixies, fue la responsable de aquel empujón inicial, con su video de cheerleaders y punks causando destrozos en un gimnasio donde, casi por primera vez, los deportistas de la clase no tenían nada que decir. Con ese video, como recuerda Dave Grohl, muchos de esos a los que el grupo despreciaban comenzaron a ir a sus conciertos:

«Teen Spirit era solo otro corte del álbum, pero el video marcó una gran diferencia. Ahí es cuando llegabas a un concierto de 500 personas y había otras 500 personas más allí. Todavía estábamos en nuestra pequeña burbuja, estábamos en nuestra camioneta, los tres, la esposa de Krist, Shelli, nuestro técnico [Craig Montgomery] y Monty Lee Wilkes, nuestro gerente de gira, y no parecía que estuviera sucediendo nada inusual. Hasta que llegabas al concierto y era un caos. Y empezamos a notar que había gente normal y deportistas en los shows y pensábamos ‘Oh, me parece que ese video está atrayendo a alguna… gentuza'»

De no tener dinero para un viaje a vender millones

En menos de un mes desde el estreno del single, Nevermind ya había vendido medio millón de copias. El 2 de enero de 1992 ya había superado los dos millones de discos vendidos y el 11 de enero derrocó a Dangerous, de Michael Jackson, en lo más alto del top de Billboard, en un hito que marcaría la frontera de la nueva época.

Pero, en público, ‘Smells like Teen Spirit’ se interpretó por primera vez cinco meses antes de su estreno en disco, el 17 de abril de 1991. Fue en un concierto que el grupo montó apresuradamente en el OK Hotel de Seattle. No tenían dinero suficiente para viajar a Los Ángeles para grabar Nevermind y el concierto tenía que servir para recaudar fondos y poder seguir el viaje. Así sonó:

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments