Guns’N’Roses, o vivir enfrentado a la música que te gusta

Peor que matar a tu padre. Y aún así, brillantes.