Jitazos inmortales (XIV): ‘Celebrated Summer’, de Hüsker Dü

Temas que te redondean el día y grupos en los que quedarse a vivir

Es una putada que te roben los zapatos antes de hacerte una foto

Hay discos en los que uno se quedaría a vivir para siempre (o para unos cuantos meses), una expresión que ya es más común para hacer referencia al disco favorito de uno. Hoy toca darle un poco más de extensión a la frasecita y hablar de grupos en los que uno se quedaría a vivir para siempre. Y sí, habéis deducido bien, Hüsker Dü es uno de esos.

Resulta complicado hablar del trío de Minnesota y no acabar en los mismos lugares comunes de siempre (la importancia del underground norteamericano en los ochenta, el germen del indie rock a raíz de insuflar espíritu pop al hardcore punk, etc). No me voy a poner a expresar lo que mola la carrera del grupo porque ya lo hizo Poliptoton por mí hace unos cuantos años y lo hizo muy bien.

Así que pasemos directamente a la mandanga.

Es cierto que no me he roto mucho la cabeza a la hora de escoger canción para figurar en la sección, y mira que en su catálogo tienen un porrón de canciones buenísimas perfectas para figurar como Jitazo inmortal. Narices, si coges el New Day Rising (SST, 1984) y te lo recorres de cabo a rabo te encuentras un buen porrón de candidatas. Una épica ‘Girl Who Lives on Heaven Hill’, la desgarradora ‘I Apologize’, la supermegapop I Don’t Know What You’re Talking About’.

Pero ‘Celebrated Summer’ lo tiene todo: el pulso y garra del punk movidos por el corazón al que le sale el pop propulsado a toda leche por los ventrículos, el estar pensando en el verano cuando aún es marzo (más de uno por el Sur ya está en esa tesitura por el clima) y las guitarras y gritos que descargan esa angustia juvenil que quieres soltar de tu pecho. Es un tema que te completa el día y por eso debía figurar aquí. Si Bob Mould aún las toca en sus directos es por algo.


Anuncios