Hay que ser de los Jam

“Lo había pedido sin leche”

Ya desde pequeñito te quieren “orientar” (suena mejor que adoctrinar) para que seas del equipo de fútbol de papá, mayormente Real Madrid o Barcelona aunque luego los del Atleti siempre están ahí para poner todo su empeño en que no se vaya con los otros. Y aun así, aunque tú seas del Logroño FC -uno de ellos-, siempre te va a caer la preguntita de “¿Eres del Madrid o Barça?” y, aunque digas que ninguno, te preguntarán por quién simpatizas más.

Hay días que pienso que la mejor respuesta troll para esa pregunta es soltar “Yo soy de los Jam”.

Absolutamente nada que ver una cosa con la otra, lo sé. Aún así, en esta vida hay que ser de The Jam, porque The Jam son la vida. Meterte en el punk británico de los setenta es un no parar de encontrar perlas. Gasolina para aguantar otro día más en la oficina. Y de entre la enorme cantidad de grupos guays que había, ellos eran una fábrica de canciones pop que las despachaba como churros.

Y ahí está ‘Going Underground’, sin figurar en ninguno de sus discos de estudio, y nadie se imagina hacer un Best Of de ellos sin meterla. O hacer una sesión guay y no tenerla en cuenta. El equilibrio perfecto entre el espíritu punk, el disfraz Mod que siempre les gustaba lucir y el pop saliendo a borbotones por cada uno de sus poros.

Así que si hoy te toca quedarte hasta tarde rellenando informes y lamentas haberte dejado la recortada en casa, recuerda que tú eres de los Jam, dale al play y grita por dentro:

So let the boys all sing and let the boys all shout for tomorrow


Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments