Anuncios

Jitazos inmortales (XX): ‘My Friend Dario’, de Vitalic

Explosión rockera para la pista de baile

Preparando la bomba

Tiendo a ser muy reticente a las aproximaciones a la electrónica por parte de bandas de Rock, dada la cantidad de veces que el experimento ha fallado por la sencilla razón de no entender bien el género con el que intentan coquetear. Creo que funciona mejor a la inversa, cuando bandas a priori más enmarcables dentro de la electrónica se ponen el disfraz de banda de rock o, incluso, dejan que el propio rock sea el que impulse el discurso.

En ese sentido, pocos temas resultan tan contundentes y efectivos para explicar cómo debe funcionar esta simbiosis de géneros que el mayor éxito hasta la fecha de Vitalic. Aunque la música del DJ francés ha tocado diferentes influencias, algunas distanciadas del tema que le dio el empujón a la fama, pocos pueden negar la enorme pegada de semejante pepinazo.

Porque hay que estar verdaderamente vacío por dentro para no sentir ese cosquilleo, esa corriente eléctrica recorriendo tu cuerpo, en el momento en que empieza a sonar ‘My Friend Dario’. Un tema totalmente diseñado para lanzarlos al baile desenfrenado disfrazado de petardazo hardrockero que estalla completamente en el estribillo.

Pascal Arbez capta bien las pautas que hay que seguir para que el tema siga siendo totalmente electrónico y no se le vaya al otro terreno, al espectro rockero del que pretende valerse para añadirle más explosividad a esta bomba de relojería. El control del tempo, el groove descarado y su potente garra son los elementos que han hecho legendario este Jitazo con todas las letras.


Anuncios