Iggy es nuestro pastor

Está claro que en este mundo hay de todo y existen infinidad de filias y fobias de distinta clase, pero existen cosas que deberían ser universales e inamovibles. Cosas que no deberían admitir discusión. Y entre ellas debería figurar el primer Iggy Pop, una figura legendaria que debería ser globalmente celebrada siempre que se pueda. Ese Iggy sí que se merece un autobús en su honor.

Y aunque más tarde también tuvo sus cosas, como esos dos primeros discos en solitario más que guays, su periodo con The Stooges es una de las cosas más salvajes, brutales e incontestables que uno se puede echar a la cara. Sencillamente eran capaces de activar el modo turbina con su garage árido y agresivo y ya no había quién los tosiera. Incluso hoy día es difícil resistir cuando desatan la tormenta.

Y precisamente el concepto de tormenta me viene mucho a la menta cuando afronto un disco como Fun House (Elektra, 1970). Yo ya nunca hago nada, me dejo arrastrar por las feroces guitarras de Ron Asheton, por el sólido acompañamiento de Dave Alexander y por los descontrolados golpes de Scott Asheton a la batería. Y, por supuesto, del magnetismo arrollador de Iggy.

En ese sentido, poco temas me parecen más representativos de esa poderosa y atractiva garra de los Stooges que esta abrasiva ‘T.V. Eye’. El riff de guitarra se impone a base de presencia y fuerza, dejándonos alucinados en los primeros compases tras los cuales se suma el resto del batallón. Iggy Pop pone la guinda con una labor vocal férrea y absolutamente dominante. Con elementos así, como no hacer semejante cañonazo.


Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
trackback
3 months ago

[…] Third Man Records · Fun House Jitazos inmortales (XXV): ‘T.V. Eye’, de The Stooges […]