Esa que nunca viene mal y nunca te juzgará


La distancia que separa a Monster Truck de la típica banda de rock cuñada de tu pueblo siempre fue demasiado corta (¿inexistente?) para que casi haga falta disfrutarlos desde la distancia irónica para no tomar demasiado en serio su discurso. Cómo tomar en serio alguien que en pleno 2018 colabora a gusto con Dee Snider (Twister Sister) y se llaman a sí mismos en sus discos “rockeros de verdad”.

Pero al mismo tiempo ese desmedido orgullo en el poder del rock and roll, unido a un enérgico nervio y desaforado entusiasmo compositivo, han hecho de sus dos primeros discos un manual de estilo en los tiempos que corren para hacer del rock duro viejuno y falto de pretensiones la cosa más divertida que te puedes echar a las orejas. Una fórmula que han explotado muy fuertemente en dichos discos y que claramente venía con la fecha de caducidad apuntada en el momento que se quedaran sin inspiración, a menos que encontraran nuevos registros a los que insuflar su desmesurado impulso.

True Rockers (Mascot Label, 2018) es un disco que se ve claramente inferior porque trata de replicar lo mismo de siempre en su sonido, entusiasmo incluido, pero sin tanto toque para hacer temas. No deja de ser interesante que el momento de mayor inspiración venga del tema más atípico que, sin dejar de sonar a Monster Truck, muestra que este grupo podría tener cosas que decir y temazos que entregar si buscaran jugar con sus propios límites.

Por supuesto, ‘Young City Hearts’ no es un tema que nos vaya a sacar de pobres a todos. Quizá ni sea de los mejores temas del año. Pero me recuerda porque sigo volviendo a este grupo. Es lo más cercano que van a estar de hacer una balada (hasta que se dediquen a copiar las baladas de otros hardrockeros, todo llegará), con el mismo desenfreno y descaro que les caracteriza y el suficiente punch para que no la ignores cuando vas reproduciendo del disco. Probablemente la única de las once que te coge de los hombros y te zarandea para que te percates de su existencia y, al poco después, te contagia su dinamismo y ya te completa la tarde. Esa clase de jitazos que ojalá nunca dejen de entregar Monster Truck.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments