Ya lo habréis visto y si no, no sé a qué esperáis: esta semana hemos publicado nuestra lista de mejores discos del año, que en plena coherencia con nuestra línea editorial, encabeza un homeless del Amazonas que horripila a media redacción y se cierra con un disco que escuchamos por primera vez menos de un día antes de cerrar la lista. La cuestión es que esto nos da una buena excusa para repasar nuestras anteriores listas de lo mejor del año y darnos un paseo por aquellas cosas que nos fliparon en su momento y o bien acertamos (las menos) o bien jamás hemos vuelto a escuchar y han engrosado la lista de juguetes rotos hipersónicos (alguno se pondrá muy fino en Telegram cuando lea esto y dirá que él sigue escuchando mucho Jambinai, ya veréis, pero todos sabremos que es mentira).

En fin, mientras vamos cocinando la lista nacional (que saldrá en unos días), acompañadnos en este paseo por los números uno hipersónicos de aquí y de allí desde 2010 hasta ayer. No nos juzguéis, nosotros nunca lo haríamos. Bueno, sí, sí que lo haríamos.

Artículo anteriorCinco canciones para apreciar a Bad Bunny (o para terminar de odiarle del todo)
Artículo siguienteSi quieres apoyar a los artistas, esta página encuentra todas las canciones de tu playlist de Spotify en Bandcamp

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.