Ayer sacaron nuevo disco Sharon Jones & The Dap-Kings. No, no es una errata, ni has acabado por error en un post antiguo ni estás en una línea temporal alternativa (¡ya te gustaría!) en la que Sharon no murió de cáncer aquel maldito día de noviembre hace cuatro años. Just Dropped In (To See What Condition My Rendition Was In), que es como se titula el álbum, es un nuevo trabajo de material inédito del grupo, aunque en este caso consista en versiones, de Woody Guthrie a Janet Jackson pasando por Prince.

Los discos póstumos, ya sabéis, tienen una larga tradición en la industria discográfica. La desaparición del artista no tiene por qué significar el fin de los lanzamientos bajo su nombre: en muchos casos de hecho ocurre lo contrario y es un estímulo para ello. Desde los sacacuartos descarados que se limitan a sacar del cajón un par de demos mal grabadas junto a temas ya conocidos a auténticas joyas que nos descubren todo lo que todavía tenían que dar artistas que nos dejaron demasiado pronto, tenemos ejemplos para dar y tomar de lo bueno y lo malo. Acompañadnos en este recorrido musical por veinte de ellos.

Artículo anteriorLas cinco películas que enseñaron a Aaron Sorkin cómo escribir películas, explicadas por Aaron Sorkin
Artículo siguienteEl Bob Dylan de Timothée Chalamet, en el aire

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.