Nas – Illmatic: 25 años después, canción a canción

No han terminado de sentar bien estos 25 años a Nas. ¿Eres capaz de nombrar alguno de los últimos 3 discos que ha sacado sin buscarlo? ¿Te sabes de memoria más de 2 canciones que haya sacado estos últimos 10 años? Ni unirse a Kanye West (como productor) le sirvió para reconectar con un panorama y una escena que ha evolucionado y crecido lo bastante hasta dejarlo como leyenda vetusta.

Dice bastante, además, que su trabajo más satisfactorio sacado el año pasado fuera una revisión en directo de su trabajo más brillante, esa incontestable joya de hace 25 años, acompañado de una orquesta. Aunque, ¿sigue sonando tan incontestable hoy día? Vamos a repasarlo canción a canción para comprobarlo.

  1. The Genesis: ¿La intro más justificada de todas las intros que se ponían por sistema y sin fuste? Ojalá todas tuvieran la mitad de flow que tiene esta. Un 8.
  2. N.Y. State of Mind: Jo-ya-za. La Nueva York de Nas, no la Nueva York que conoces, desgranada y lanzada a tu cara por un hombre abierto en canal, fluyendo en uno de los samples más deliciosos EVER. Un 10.
  3. Life’s a Bitch: El intercambio de Nas con AZ ha sido tan reverenciado como comentado, generando bandos entre los fans del verso de AZ y los del verso de Nas (aunque este ha comentado más de una vez la genialidad que se marcó aquí su colaborador). El detalle final, con el padre de Nas tocando un solo de trompeta, es un broche de oro. Un 9.
  4. The World Is Yours: Nas tenía mucho respeto por tocar el beat que le habia producido Pete Rock, una leyenda de la época que le había dado una maravilla sobre la que volar. Aun así, le hizo colar ese sample diciendo “It’s yours” y remató una obra perfecta que nadie ha podido quemar todavia. Un 10.
  5. Halftime: Busta Rhymes comentó que Large Professor le ofreció primero el beat de ‘Halftime’, pero le pareció tan brillante que no sabía cómo meterle mano sin cargarselo. Por suerte, Nas estaba en tal estado de gracia que cogió el guante y remató con la misma finura y gracia que el gran Benzema. Un 9,5.
  6. Memory Lane (Sittin’ in da Park): Nas revisa sus recuerdos y la realidad que pasaba delante de él aquellas tardes de parque que, el dia menos pensado, podía ser la última, y por el motivo menos inesperado. Un 8.
  7. One Love: En su momento, Nas era toda una institución, así como uno de los raperos que la gente sentía como más cercanos. Q-Tip comentó que la razón estaba en su vulnerabilidad, en su capacidad para flotar sobre la base mientras se abre en canal, y de dejarte claro que no hay mentira en su fraseo. Un 7,5.
  8. One Time 4 Your Mind: El Nas más de tranquis, siguiendo el flow de la base con un ritmo contagioso. Antes de darte cuenta, ya estás moviéndote a su mercerd. Un 8,2.
  9. Represent: “This nigga raps with a razor, keep it under my tongue The school drop-out, never liked the shit from day one ‘Cause life ain’t shit but stress, fake niggas, and crab stunts”. Un 9,1.
  10. It Ain’t Hard to Tell: Una palmadita en la espalda para el ego, como despedida desenfadada. Lo único que ha envejecido mal es el sample a Michael Jackson, pero Nas no tiene la culpa de Neverland. Un 8.
Anuncios