Cuando PJ Harvey estaba preparando la grabación de Rid of Me, había pocas cosas que no tuviera claras: todas las canciones ya estaban compuestas y grabadas en un 4 pistas (que luego se editaría tal cual) y PJ y su grupo del momento sabían cómo querían que sonasen. La cantante era fan de las grabaciones que Steve Albini había realizado para los Pixies en Surfer Rosa, de ese sonido entre crudo, ultrarrealista y sin aditivos que propulsaba las canciones de los de Chicago, así que fue la última pieza.

PJ Harvey le mando a Steve Albini las demos y éste le envío una copia del Seamonster de The Wedding Present, que él mismo había grabado, para que supiese qué tipo de sonido podían sacar. Sólo quedaba decidir dónde se iba a grabar: Harvey propuso el mítico Abbey Road, pero, finalmente, llegaron al acuerdo de que grabarían en Minnesota, en un estudio llamado Pachyderm.

Ése mismo estudio fue el que Albini propuso a Nirvana para grabar su tercer disco de estudio, el primero después de la explosión de éxito arrolladora y multimillonaria que había sido Nevermind (1991). No sólo eso, sino que Steve Albini, igual que había hecho con PJ Harvey y los Wedding Present, les envío una copia de Rid of Me a Nirvana.

El disco de Rid of Me en el que fijarse

Hace un par de meses, Albini recordaba para la revista Uncut que esa decisión marcó en parte el rumbo de In Utero:

«Le pregunté a Polly si le parecía bien y ella me dio su ok, así que le envié una copia de Rid of Me a Kurt. Kurt reaccionó muy rápidamente a un par de cosas: la manera en que la voz y la forma de cantar de PJ estaban pensadas para encajar individualmente en cada canción; y también que, aunque hubiese diferencias en la manera de presentar cada tema, todo sonaba orgánicamente como si hubiese salido de la misma sesión de grabación».

Albini también recordaba que esas impresiones fueron imprescindibles para saber cómo iba a realizar la grabación de In Utero:

«(A Kurt) Le encantó la calidad sonora, el espacio, así que para mí (Rid of me) fue una herramienta muy útil ya que iba a grabar a otro trío en el mismo estudio».

In Utero es un disco crudo, pero trabajadísimo, lleno de canciones que son muy diferentes entre sí (es el disco de ‘Scentless Apprentice’ y el de ‘Pennyroyal Tea’), pero que, efectivamente, parecen nacidas de unas mismas tomas.

También te pueden interesar:

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments