Esos nombres (no tan) pequeños que te dan la vida

Un año más desde Hipersónica hacemos la selección de todos los años sobre esos artistas que es mejor que no te pierdas. Dejando de lado los nombres obvios como puedan ser Clark, Andy Stott, Jon Hopkins, Thundercat o Carl Craig, nos centramos en esas otras propuestas que son las que dan valor añadido al Sónar, y que nos han parecido más interesantes de cara a la edición de este año.

IDM y experimentaciones varias

La de Amnesia Scanner es una de esas actuaciones que se presenta imprevisible por los palos que toca el dúo berlinés, una lavadora en la que entran IDM, glitch y sonidos duros; todo revuelto para salir disparado en cualquier dirección. Y cómo no hay que apuntar al español Pauk, que lanzó un gran álbum el año pasado. Ese mismo curso pinchó en el Mira y junto al espectáculo visual fue uno de los directos más interesantes, mejor no perdérselo. Con toques de experimentación y ritmos erráticos y enigmáticos viene la tunecina Deena Abdelwahed, que presentará su interesantísimo EP.

No sin mi techno

La estadounidense Avalon Emerson es otro nombre a tener en cuenta por sus derivaciones techno, donde hay buenas ramificaciones house y algo más de caña cuando es necesario. Para caña, precisamente, Overmono, el momento de confluencia entre Truss y Trussela, derivando hacia un techno de sacar la zapatilla pero también de buen gusto y texturas diferentes para darle un aspecto diferente, de lo mejor de este año. Aunque por supuesto otro de los nombres a tener en cuenta es el de Floorplan, el otro proyecto de Robert Hood que igual pasa desapercibido por el nombre, pero que ofrece un tech house muy bailable y un groove tremendo. Se agradece mucho el acercamiento al house que hace. Todo señorío, mano a mano con su hija Lyric Hood. Y entre el techno primigenio y raigambre electro están Dopplereffekt, que para eso reúnen todos los cánones que un día se juntaron en Detroit para parir ese género por el que venderíamos a nuestra madre.

Nuevas (y no tan nuevas) tendencias

En ese no tan nuevas hay que meter trap, pero ese otro trap, el de la del bestia de Evian Christ, que ya repartía mamporros hace algunos años. Un poco de sonidos post dubstep y volantazos para romperte la cara. En la línea del trap, el hip hop y el R&B electrónico está la inmersiva Princess Nokia, capaz de embrujarte sólo con su escapista voz. Si le sumas las bases ya tienes la ecuación completa. También con ese R&B se mueven River Tiber, más clasicón, eso sí. Con raíces hiphoperas también, aunque en clave instrumental, se presenta Suicideyear. Y otra chica que no hay que perderse es a la sueca Toxe, que con apenas 20 años trae un UK Bass que tira de un sonido corpulento, como si hubiera engullido a Lorenzo Senni.

https://www.youtube.com/watch?v=CS5mrbxy_6A

¿Alguien se acuerda del footwork? Sí claro, aunque ya no es tan trendy como hace algún tiempo. Pero para eso estará uno de los hombres: RP Boo, fundamental del estilo y de los que juegan con la profundidad de los bajos y solo te dejan la opción de sudar mucho y gastar suela. Y otra mujer que hay que marcar en rojo para este año es a Elysia Crampton con su electrónica a mitad de camino entre el UK Bass y los ritmos latinos. Una propuesta ecléctica y fascinante. Y por supuesto, mucha atención a Yves Tumor, sin duda una de las propuestas más interesantes para el Sónar XS por esa imaginería soul bañada en un sonido fantasmagórico.

Last Night a DJ Saved My Life

Puede que sea uno de los nombres más tapados por lógica, por la mala imagen que tiene La Ruta, pero las sesiones del mítico Fran Lenaers, pionero en su forma de pinchar, son una pasada. Escuchar una de las que regalaba en los 80s es una muestra de calidad y de ver cómo apostaba por un sonido contemporáneo. No tan veterana pero sí con un gran camino por delante es Lena Wilkins, que exhibe en sus sesiones de soundcloud el eclecticismo que le caracteriza: sonidos oscuros desde el techno, la experimentación y engranajes tribales. Y otra artista, esta vez española, la dj Ylia, donde muestra su versatilidad a la hora de enfrentarse a diferentes públicos en sus sets. Aunque uno de los grandes nombres del festival pertenece a otra mujer: qué decir de Veronica Vasicka, quien la ha visto sabe lo que ofrece en directo, un músculo abrasivo que cae sobre ti y que evoluciona muy bien en sus sets, maneja muy bien los tiempos y es muy completa en su registro.

Ambientaciones y neoclásicos

Suzanne Cianni, una mítica de la experimentación con el ambient y las progresiones electrónicas y además una clara referente en la electrónica femenina. A un largo trecho de historia pero con un proyecto buenísimo está el español Huma, que apuesta por un ambient fusilado con líneas de noise que le inyectan gran tensión y una variedad de sonidos que en directo pueden ser la leche. También rompiendo las líneas ambientales está la propuesta de Pan Daijing, torpedeando sus partes atmosféricas con disonancias y sonidos esquizofrénicos. Poco que decir de Forest Swords, uno de esos nombres de media tabla, que este año vienen con nuevo álbum, Compassion (Ninja Tune, 2017) y que en directo ofrecen una propuesta delicada y muy cuidada, sublime. Y quienes también vienen con nuevo álbum son el dúo LCC, uno de nuestros nombres más potentes a nivel de electrónica. Ambientazo de Mego.

Y uno de los ‘secretos’ del festival y que es imperdible es Daniel Brandt, que entre la neoclásica y los toques holdianos de electricidad, su disco es uno de los mejores de largo de este año. Un MUST. Junto a él estará también Valgeir Sigurðsson, en representación de ese nuevo ambient que tira de sonidos clasicistas y que en recinto cerrado puede mostrar el sibaritismo que rezuma su música.

El house imperecedero

Otro nombre fijo para apuntar, Beautiful Swimmers, dueto protagonizado por Maximillion Dunbar y Ari Goldman, un set de los de mezclar un poco de jungla house, garage y sonidos de baile de los que apuntan a euforia colectiva sin renunciar a la clase. Y hablando de clase y delicadeza, Christian Tiger School es uno de los nombres que cumplen con esas premisas. Desde ritmos casi rotos hasta bpms más frenéticos, también encuentra los momentos para un r’n’b líquido y sin prisas. Delicatessen. Sintes ensoñadores y mucho groove, así de recomendable es también la actuación de Denis Sulta y sus derivaciones hacia texturas con mucho interés. Punto aparte, claro, para el veterano productor de house marca Chicago Derrick Carter, eso es señorío con mayúsculas. También con señorío y mucho baile viene el house hedonista de Kyddi Smile. Y a mitad de camino entre el house y el pop viene el italiano Lamusa con una variedad de paletas sonoras de mucho pedigree con melodías tejidas con mucho mimo.

Sintetizadores y fiestorros

Aquí tenemos manga ancha y de difícil corsé es Damian Lazarus, que tiene repertorio para aplicar vocales fantasmagóricas y mucho sonido de subgraves, eso cuando no le da por ponerse en modo Andy Stott oscuroide. Más colorido y con ritmos más pausados, pero también con voces filtradas es lo que propone Etyen. Y muy atentos al proyecto Ghostly Enemies, nombre patrio de sintes oscuros y en el que participa uno de los fundadores del interesante sello Zeroocho Records. Más lumínica es la propuesta del dúo HVOB, con vocales femeninos y progresiones lentas y profundas para degustar aprovechando el buen tiempo.

Para quienes gusten sacudidas electro dentro del synth pop, las raíces electroclash de Marie Davidson serán un gran aliciente, por aquí es un nombre fijo. Con Prins Thomas podrás tirar por el synth pop sensual y volador, que para eso ha trabajado con Lindstrom. También a volar con Bawrut, que es una de las actuaciones que tiene pinta de levantar el Sónar Village antes de hora, antes de la noche. Inevitable con el flow, los sintes y el acid añejo que desprende este italiano en sus producciones.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments